En seis semanas de Pandemia 30.3 millones de trabajadores han pedido ayudas de desempleo en los EEUU

197

3,839,000 millones de personas solicitaron ayudas por la pérdida de su empleo en la sexta semana consecutiva desde que se inició la pandemia en los EEUU.

Con todo, desde que a mediados de marzo se tomaron medidas para contener la pandemia del coronavirus y pese a las ayudas fiscales y monetarias para apuntalar la economía, 30.3 millones de personas han tenido que solicitar ayuda tras perder su empleo.

Los mayores incrementos de peticiones hasta el 18 de abril ocurrieron en Florida, Connecticut, West Virginia, Louisiana y Texas.

Estas cifras son malas pero en el Economic Policy Institute explican que realmente la situación es peor. Una encuesta de este centro de investigación y análisis a mediados de abril revela que por cada 10 personas que han podido solicitar el desempleo tres o cuatro personas trataron de solicitarlo pero no pudieron avanzar en el sistema para hacer su petición.

“Estas cifras implican que la cuenta oficial de los seguros de desempleo es mucho menor de lo que realmente es y por tanto cual es la necesidad de alivios económicos en la crisis del coronavirus”, explican los economistas Ben Zipperer y Elise Gould.

Las estimaciones de estos economistas apuntan a que desde el 15 de marzo entre 8.9 y 13.9 millones de personas podrían haber solicitado las ayudas de desempleo si el proceso hubiera sido más fácil.

El viernes los analistas de Oxford Economics explicaban que dadas estas cifras la tasa de desempleo que se conocerá el viernes a primera hora puede rondar el 14%. “Esperamos que las pérdidas totales de empleo durante la pandemia estén en el entorno de los 30 millones y que no se vuelva a los niveles de 2020 hasta 2022 en una recuperación muy lenta”.

Sin seguro médico en una pandemia
Perder el trabajo es un revés. Y porque EEUU es un país como pocos con ello se pierde el seguro médico. En una pandemia. Una combinación que complica mucho el futuro financiero y de salud de muchas familias.

No todos los trabajadores tienen seguro médico pero muchos de los que han perdido el empleo durante la crisis también han perdido la cobertura de salud que tenían por contrato. El EPI calcula que dadas las actuales peticiones de desempleos hasta finales de abril 12.7 millones de trabajadores han perdido el seguro.

Para los economistas de este centro de estudios hacer depender el seguro del puesto de trabajo es una de las primeras razones por las que el sistema de salud de EEUU es ineficiente y desigual.