Antonio “Toño” Soler: Hit & Run

296


En busca de una solución
Mientras la humanidad entera espera que la ciencia encuentre la forma para detener la pandemia del COVID-19, que ha costado tantas vidas y así regresar a la normalidad, las diferentes ligas y competencias deportivas buscan una solución para poder salvar su año, por supuesto sin poner en riesgo a la comunidad y pensando en el bienestar general, aspecto este que parecieran no querer entender quienes al no sentirse beneficiados lanzan sus críticas ante cualquier alternativa presentada.


En el caso del deporte en general y del béisbol en particular, perder un año sería catastrófico para muchos de sus exponentes ya que para nadie es un secreto que el pico deportivo de cada atleta es diferente y ningún caso es igual al otro.


Ante las propuestas que han salido al paso, han salido un sin fin de críticas sin el aporte de solución de parte de quienes las formulan, desde el que porque se va a jugar sin público, o concentrar a todos los equipos en un solo sitio, o separar a grandes rivales, cuando el objetivo es salvar la campaña siempre y cuando las condiciones estén dadas para hacerlo.
No todos los peloteros son Ted Williams quien a pesar de haber tenido que detener su carrera en dos ocasiones para cumplir con el ejército de los Estados Unidos, durante la Segunda Guerra Mundial en los años 1943 hasta 1945 y posteriormente la Guerra de Corea lo que le hizo perder casi toda la temporada de 1952 y parte de la de 1953, disputando solo 43 juego esos dos años.


Pudo regresar y mantuvo su nivel, lo que permitió que fuese catalogado como el mejor bateador de todos los tiempos, pero esas cinco temporadas ausente le costaron implementar registros o llegar a los 3000 hits, que aún ritmo de 150 por años para hacer una proyección imaginaria nos daría 750 hits menos para el legendario jugador, conectó 2654, siendo en 1941 el último bateador en finalizar una campaña con .400 o más de average de bateo.


Hay peloteros que llegan a disputar un solo juego en grandes ligas y si este fuera su año se perderían esa oportunidad, otros quizás tengan para este 2020 el techo de su producción al juntar las mejores condiciones físicas y mentales que pueda tener durante su carrera, algunos veteranos podrían perder el último tren porque al tener un año de inactividad quizás no puedan regresar en 2021.


Para los equipos es igual sobretodo aquellos que por ser de mercados pequeños no puedan retener a sus jugadores, en estos días de cuarentena vimos un excelente documental en “YouTube”, sobre los Montreal Expos de 1994, titulado “Triunfo y Tragedia”, un equipo que dominaba su división y se encaminaba a la post temporada, pero al ser declarada por finalizada esa zafra por la huelga de peloteros, siendo al año siguiente desmantelado, y al final trasladados a Washington 10 años después.


Por supuesto las causas de que Ted Williams se perdiera cinco años de carrera o que los Montreal Expos no completaran la campaña de 1994 fueron otras, muy diferentes a lo que sufrimos actualmente con esta Pandemia del COVID-19, pero si las ligas en todo el mundo en especial Major League Baseball encuentra la forma de jugar sin afectar a los jugadores, todos los amantes del béisbol deberíamos apoyarla y no hacer críticas sin sentido o marcadas por la envidia que se pueda sentir por no ser uno de esos 780 peloteros que tendrían continuidad en su trabajo como integrantes del roster de 26 de cada uno de los 30 clubes.


Realineacion
Dentro de lo que se ha dado a conocer se habla de agrupar a los equipos de acuerdo a la ubicación que comparten durante los campos de entrenamiento y dividirlos en liga de la toronja y liga del cactus como sucede en Spring Training, dejando de lado las ligas americana y nacional.


El último plan fue dado a conocer el viernes pasado por el periodista Bob Nightengale el pasado viernes con la siguiente distribución: Liga de la Toronja: Norte; Yankees, Phillies, Blue Jays, Tigers, y Pirates, Sur; Red Sox, Twins, Braves, Rays, y Orioles , Este; Nationals, Astros, Mets, Cardinals y Marlins.


Liga del Cactus: Noroeste; Cubs, Giants, D-Backs, Rockies y Athletics, Oeste; Dodgers, White Sox, Reds, Indians, y Angels, Noroeste; Brewers, Padres, Mariners, Rangers, y Royals. Sin todavía dar mayores detalles del formato de competencia, esperemos que Dios permita se pueda salvar el año beisbolistico, como también deseamos que Dios nos permita salir airosos a esta pandemia.


Será hasta la próxima Dios Mediante.

Twitter/Instagram
@tonosolerp
Orlando Florida