Maduro ordena arresto de 38 empleados de filial de PDVSA

297

Al menos 38 personas, entre ellas Oswaldo Vargas, el presidente de PDV Marina, filial marítima de la Petróleos de Venezuela fueron detenidos por acusaciones de tráfico de combustibles, anunció este sábado el ministro del Interior del gobierno en disputa de Venezuela, Néstor Reverol.

Según reportaron las autoridades, Vargas fue detenido junto con tripulantes del buque tanquero Negra Hipólita.

La agencia Reuters reportó que la declaración del ministro fue la confirmación oficial de la detención de Vargas, ocurrida el viernes en Caracas, de acuerdo con directivos de la federación de trabajadores petroleros de Venezuela y otras cinco fuentes.

Además de Vargas, fue detenido su asistente, seis miembros del servicio de despacho del Centro de Refinación Paraguaná, en el extremo noroeste del país, y 30 tripulantes del Negra Hipólita.

La semana pasada, detuvieron a dos gerentes en la división de suministro y comercio de PDVSA tras ser acusados de colaborar con Washington.

Reverol dijo que el acto equivalía a una «traición a la patria», porque el pueblo está haciendo colas en las estaciones de servicio por el combustible por las sanciones del imperio estadounidense».

Por otra parte, un comunicado de la Comisión Presidencial «Alí Rodríguez Araque» detalló que los detenidos contarán con «el agravante que usaban nuestras embarcaciones para estos propósitos criminales».

Según el ministro, los acusados hicieron una venta ilegal de hidrocarburos a sujetos desconocidos a “un buque de bandera colombiana” en la zona de los límites marítimos fronterizos entre Venezuela y las Antillas Holandesas.

El miércoles, el gobierno en disputa de Venezuela anunció el arresto del jefe de la división de lubricantes de PDVSA, Oscar Aponte, por acusaciones de corrupción.

Un comunicado leído por la televisión estatal dijo que Aponte estaba involucrado en el contrabando de productos y cobraba comisiones por contratos de tránsito.

Los familiares de los dos gerentes, detenidos el viernes 28 de febrero, defendieron su inocencia en las redes sociales este fin de semana.

El presidente en disputa, Nicolás Maduro, nombró el mes pasado un comité para reestructurar a PDVSA, que enfrenta sanciones de Estados Unidos, años de mala gestión, corrupción y disminución del flujo de caja.

El viernes 28 de febrero, agentes de inteligencia detuvieron dos ejecutivos de la división de comercio y suministro de PDVSA, Aryenis Torrealba y Alfredo Chirinos, quienes salieron esposados de la empresa.

Desde que Manuel Quevedo, un mayor general de la Guardia Nacional, tomó las riendas de PDVSA en 2017, las detenciones e investigaciones contra empleados bajo acusaciones de corrupción o irregularidades administrativas se han vuelto habituales. Pero hasta la fecha, las autoridades no han mostrado evidencia firme de malas prácticas.

Los petroleros aseguraron que la deuda que tiene el gobierno en disputa afecta a 9.200 familias.

Por otra parte, fuentes del sector y expertos consultados por la Voz de América dijeron esta semana que una acumulación de inventarios de PDVSA a un tope de su capacidad refleja los efectos de las sanciones económicas de Estados Unidos.

Voz de América