Gobernador de La Florida limitó los restaurantes al servicio de comida para llevar, pero permanecerán cerrados a los usuarios.

216

El gobernador de La Florida, Ron DeSantis, implementó medida de prohibición de servicio de comida y bebidas dentro de las instalaciones, por lo que tales establecimientos quedarán limitados solo a pedidos de comida para llevar.

La medida permite vender alcohol para recoger y entregar a los clientes como servicio de pickup.

DeSantis ordenó a “todos los restaurantes y establecimientos de comida en La Florida la suspensión del consumo de alimentos y alcohol en las instalaciones para los clientes, sin embargo permitió el servicio de entrega para llevar.

El pasado martes De Santis emitió una orden que permitía a los restaurantes operar a la mitad de su capacidad, siempre que las mesas estuvieran al menos a 6 pies de distancia, sin embargo esa medida fue muy criticada.