ACNUR: A finales del 2020 se espera que el número de migrantes venezolanos supere los 7 millones de personas.

328

El representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) para el Sur de América Latina, Juan Carlos Murillo González, dijo en Perspectivas desde Buenos Aires a propósito del día internacional del migrante, que 5.000 venezolanos abandonan su país por día. ACNUR calcula que para fines de 2019 la cifra llegará a 5 millones de venezolanos y que para finales de 2020 lleguen a 7 millones.

Según Acnur en su página web cientos de miles de venezolanos permanecen sin ningún tipo de documentación o permiso para permanecer regularmente en los países cercanos, y por lo tanto carecen de acceso formal a los derechos y servicios básicos. Esto los hace particularmente vulnerables a la explotación laboral y sexual, el tráfico de personas, la violencia, la discriminación y la xenofobia.

La mayoría de los refugiados y migrantes de Venezuela que llegan a los países vecinos son familias con hijos, mujeres embarazadas, adultos mayores y personas con discapacidad. A menudo obligados a tomar rutas irregulares para alcanzar la seguridad, pueden ser víctimas de traficantes, tratantes y grupos armados irregulares. Más y más familias llegan con recursos cada vez más escasos y tienen una necesidad inmediata de documentación, protección, albergue, alimentos y medicamentos.

Los países y comunidades de acogida en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Perú y el sur del Caribe los han recibido con generosidad, pero están cada vez más sobrecargados y algunos están llegando a un punto de saturación.

El comisario de la Unión Europea, Christos Stylianides, señaló recientemente que el organismo europeo está siguiendo muy de cerca todo lo que está pasando en Venezuela y remarcó que la crisis de los venezolanos no sale en las portadas y eso es lo que quieren remediar, «queremos que se entere el mundo, mostrar la solidaridad a los venezolanos que han tenido que abandonar sus hogares, son a ellos a los que tenemos en el pensamiento”, afirmó.