Douglas Zabala: Negociación y salida

17

Cómo andarán las cosas con Maduro que faltando pocos días para que pase lo que todo el mundo sabe ha de pasar, salieron con aires de “victoria” anunciando haber regresado de nuevo a las conversaciones, con los “meeeesmos yaaanques de mieeerrda”.  Hasta Padrino tuvo que haberles recordado que de acuerdo a lo aprendido por él en los textos “De la Guerra” y “El Arte de la Guerra” lo recomendable era iniciar la negociación cuanto antes.

Aunque la negociación y salida se resolverá por la vía electoral, no debemos olvidar que será un traspaso de poder de un gobierno antidemocrático, represivo y de paso investigado por la justicia internacional, por estar incurso en delitos de lesa humanidad. ¡Apresuren la negociación! gritó en el Comando el hombre del Mazo y jefe inmediato de todo el aparato represivo y carcelario, angustiado porque si no hay negociación a su salida lo esperan los sabuesos de la DEA.    

Biden y su negociante saben que es crucial ofrecerle concesiones, que en otra circunstancia sería imposible dárselas, pero sabe muy bien que no pueden olvidar como a la oposición democrática y a la sociedad civil, estos rufianes del gobierno, comandados por el mismo negociante Jorge Rodriguez, terminaron imponiendo la violación a los Acuerdos de Barbados y desatando una feroz represión contra los activistas del candidato que los derrotará.

“Vamos a construir un país donde todos quepan, dejando atrás la confrontación”. Acaba de manifestar el próximo presidente, Edmundo González Urrutia, y este anuncio lo hace convencido de que a partir del momento en que asuma el cargo, junto a María Corina Machado, la Negociación con el candidato derrotado y su partido, la impulsarán dentro del Marco Legal y Constitucional, con observación internacional y en plena correspondencia con el respeto a los derechos humanos.

Aquí se impondrá la justicia contra quienes violaron derechos humanos, y la primera sentencia la realizará el pueblo soberano el 28 de julio. Negociación y Salida   será la garantía para avanzar en la inmediata reconciliación y reconstrucción de un país destruido por quienes gobernaron los últimos 25 años.