¿Cuál sería la ruta a seguir para reemplazar a Joe Biden si decide poner fin a su campaña?

18

Existe al menos dos posibilidades para que el Partido Demócrata pudiera tener a un candidato distinto a Joe Biden en la boleta presidencial

Después de su controversial actuación en el debate presidencial donde puso en tela de juicio su capacidad para imponerse a Donald Trump en la boleta electoral, Joe Biden enfrenta la presión de múltiples voces, incluso al interior del Partido Demócrata, exigiéndole dar un paso al costado para permitirle a otro político mayor vigor reemplazarlo.

Sin embargo, en caso de que eso pudiera darse, el camino a seguir no es tan sencillo como se supondría, pues existen reglas que deben respetarse.

Lo primero y menos complicado sería que el mandatario de la nación declinara en favor de su vicepresidenta Kamala Harris, lo cual sería políticamente interpretado casi como un movimiento casi natural y sin daños a terceros, pues implicaría la continuidad del proyecto establecido cuatro años atrás.

No obstante, en mítines y entrevistas ha dejado en claro que no lo hará, pues está convencido en tener la capacidad de triunfar en las elecciones del 5 de noviembre.

Basado en ello, debe tomarse en cuenta que la fecha límite para que el Partido Demócrata incluya a su candidato presidencial en las boletas aún no se ha cumplido en la mayoría de los estados y eso da margen de maniobra a un plan B.

La maniobra consiste en dialogar con el presidente de 81 años hasta hacerlo entrar en razón de que, por el bien de la causa demócrata, lo más decoroso sería que durante la Convención Nacional Demócrata, la cual comienza el 19 de agosto, presentará su declinación pues ello enviaría dos señales importantes a los electores indecisos.

La primera tendría consistiría en demostrar que no existe divisionismo al interior del Partido Demócrata y que el presidente, a diferencia de Donald Trump sabe aceptar cuando los números no lo respaldan.

La segunda, y muy importantes, es que la ciudadanía sienta que su opinión fue escuchada, pues en este momento un amplio sector de ella considerada viable que Biden se vaya a descansar después de haber guiado al país en medio de tiempos complicados como fue el caso de la Pandemia.

Ahora bien, si todo esto no ocurre, entonces sería necesario que más de la mitad de sus delegados decidieran elegir a otro candidato distinto, pues de esa manera se abriría otro proceso con nuevas rondas de votación para designar a un reemplazo en la boleta.

Evaristo Lara / LO