Israel declara muertos a otros cuatro rehenes retenidos por Hamás en Gaza

30

El Ejército de Israel declaró muertos a otros cuatro de los rehenes que fueron secuestrados el 7 de octubre, entre ellos tres adultos mayores que aparecían en un video de Hamás rogando por su liberación.

El anuncio del lunes incrementa la presión sobre el gobierno de Israel para acceder a la propuesta de Estados Unidos de un cese del fuego que pueda garantizar el regreso de los rehenes que siguen cautivos en Gaza y poner fin a la guerra luego de ocho meses

Se cree que alrededor de 80 rehenes continúan con vida en Gaza, junto con los restos de otros 43. Desde que Washington anunció una propuesta de cese del fuego el viernes, Israel ha registrado algunas de sus protestas más grandes para exigir al gobierno que traiga de regreso a los rehenes. Los dirigentes israelíes aparentemente han ignorado la propuesta del presidente estadounidense Joe Biden, y en su lugar han prometido continuar con las operaciones militares contra Hamás hasta que el grupo miliciano haya sido destruido.


Los cuatro hombres que fueron declarados muertos el lunes son: Nadav Popplewell, Amiram Cooper, Yoram Metzger y Haim Peri, quienes fueron secuestrados y llevados a Gaza con vida, según el Foro de Rehenes, un grupo que representa a los familiares de los cautivos.

“Es hora de ponerle fin a este ciclo de sacrificio y negligencia”, escribió el grupo en un comunicado dado a conocer después del anuncio. “Su muerte en cautiverio es una marca de vergüenza y un triste reflejo de lo que significa postergar acuerdos previos”. El organismo llamó al gobierno a que apruebe de inmediato el nuevo plan de cese del fuego.

Alrededor de 100 rehenes fueron liberados como parte de un intercambio por prisioneros palestinos durante una tregua de una semana en noviembre pasado. Tres de los hombres cuya muerte fue confirmada el lunes tenían familiares mujeres que fueron liberadas en ese intercambio.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se dirige a una ceremonia en conmemoración del Día de los Caídos en las Guerras de Israel y de las Víctimas de los Ataques en el Cementerio Militar del Monte Herzl en Jerusalén, el lunes 13 de mayo de 2024.


El portavoz militar de Israel, el contralmirante Daniel Hagari, dijo que los cuatro hombres murieron juntos durante la operación del Ejército en la ciudad de Jan Yunis, en el centro de Gaza. Añadió que los cuatro murieron hace varios meses, pero que las operaciones recientes permitieron a las fuerzas armadas recabar información suficiente para confirmar su deceso. Sus cuerpos siguen en poder de Hamás.

Cooper, Metzger y Peri tenían más de 80 años de edad cada uno. Aparecieron en un video que Hamás difundió en diciembre titulado “No nos dejen envejecer aquí”. En el video se ve a los tres hombres demacrados y con camisetas blancas.

“Somos la generación que construyó los cimientos del Estado de Israel”, dice Pieri en el video, resaltando que los tres sufrían de enfermedades crónicas. “No entendemos por qué nos han abandonado aquí”.

Hamás aseguró el mes pasado, sin presentar evidencia, que el otro rehén que fue declarado muerto el lunes, Popplewell, murió después de resultar herido en un ataque israelí. Popplewell tenía más de 50 años.

Trabajadores de los Cascos Blancos buscan víctimas tras la explosión de un coche bomba en un bullicioso mercado el domingo 31 de marzo de 2024 en la madrugada, en Azaz, Siria, una ciudad noroccidental controlada por Turquía.

Un ataque israelí en Siria deja varios muertos, según medios estatales
Las fuerzas armadas de Israel señalaron el lunes que la decisión de declarar muertos a los hombres estuvo basada en inteligencia y con la confirmación de las autoridades de salud y el máximo rabino de Israel.

Los bombardeos y operaciones terrestres de Israel en Gaza han cobrado la vida de más de 36.000 palestinos, según el Ministerio de Salud de Gaza, cuyo conteo no distingue entre combatientes y civiles.

Israel ha estado ampliando su ofensiva en Ráfah, una ciudad en el sur de Gaza que alguna vez fue el principal centro de las operaciones de asistencia humanitaria en el territorio palestino. La invasión israelí en Ráfah prácticamente ha puesto fin al flujo de alimentos, medicamentos y demás suministros para los palestinos que sufren una hambruna generalizada.

AP