Reuters: EEUU se prepara para priorizar la emisión de licencias limitadas para operar activos petroleros en Venezuela

40

Estados Unidos se está preparando para priorizar la emisión de licencias limitadas para operar en Venezuela a compañías con producción y activos petroleros existentes sobre aquellas que buscan ingresar a la nación sancionada de la OPEP por primera vez, dijeron dos personas cercanas a dijeron las discusiones.


La medida parece diseñada para alentar a las empresas que tienen proyectos congelados debido a las sanciones estadounidenses, como la italiana Eni (ENI.MI)., abre una nueva pestañay la española Repsol (REP.MC), abre una nueva pestaña, para expandir operaciones, recuperar deuda pendiente y agregar petróleo a los mercados globales.

Sin embargo, evitará otorgar licencias a empresas sin inversiones previas en el país, poniendo un límite a la cantidad de ingresos que Venezuela podría recaudar de su industria petrolera.


Algunas empresas con proyectos energéticos de larga data en Venezuela, incluida la estadounidense Chevron (CVX.N), abre una nueva pestañay Maurel & Prom de Francia (MAUP.PA), abre una nueva pestaña, tienen autorizaciones para ampliar la producción de petróleo y gas en la nación miembro de la OPEP. Trinidad y Tobago y Shell (SHEL.L), abre una nueva pestañaTambién el año pasado recibió una licencia estadounidense para desarrollar un yacimiento de gas con Venezuela.

Otras empresas como la india Reliance Industries (RELI.NS), abre una nueva pestañay los clientes de la empresa estatal PDVSA (PDVSA.UL) sin activos en el país han estado esperando obtener aprobaciones estadounidenses.
El Departamento del Tesoro de Estados Unidos dijo el mes pasado que ofrecería algunas autorizaciones individuales a empresas para operar en la nación sudamericana después de que no renovó una licencia amplia que había aliviado las restricciones al comercio de petróleo y gas. La reanudación de las sanciones se produjo después de que Estados Unidos decidió que Venezuela no había cumplido plenamente sus promesas de asegurar una elección presidencial competitiva.

Un portavoz del Tesoro dijo que el departamento no haría comentarios sobre licencias específicas ya que su proceso y criterios de evaluación no son públicos.


El Tesoro «generalmente se basa en la orientación de política exterior del Departamento de Estado de Estados Unidos y toma en consideración los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos», dijo el portavoz. El Departamento de Estado se negó a hacer comentarios.
PDVSA no hizo comentarios de inmediato.

El Optimismo desaparece
El Ministro de Petróleo de Venezuela, Pedro Tellechea, había dicho que las autorizaciones estadounidenses propuestas permitirían a muchas empresas extranjeras ampliar sus empresas conjuntas con PDVSA, mientras que nuevos socios podrían iniciar nuevos proyectos en busca de capital.


Pero las limitadas exenciones estadounidenses que se están considerando reducirán la oportunidad de que Caracas utilice socios de PDVSA para expandir la producción de crudo del país en el corto plazo. Las exportaciones de petróleo de Venezuela aumentaron a unos 900.000 barriles por día en marzo, antes de que Estados Unidos decidiera no renovar la licencia vinculada a las elecciones.


La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, criticó el martes el impacto de las sanciones estadounidenses en los últimos cinco años, que según ella han recortado miles de millones de dólares del PIB de Venezuela.


«Es una vergüenza internacional que en el siglo XXI… el objetivo sea subyugar a los países mediante el mecanismo de sanciones económicas», dijo durante una conferencia en Caracas.
El presidente Nicolás Maduro podría presionar para obtener licencias estadounidenses específicas para las industrias de petróleo y gas si cree que son clave para atraer nuevas inversiones o expandir negocios que proporcionan efectivo, dijo una de las personas familiarizadas con el asunto.


Las orientaciones que prepara Washington buscarán principalmente ayudar a las empresas extranjeras a recuperar la deuda y los dividendos pendientes en Venezuela, que en los últimos cinco años ha afectado a muchas firmas estadounidenses, europeas y asiáticas.
La propuesta parecería excluir a empresas sin inversión previa en Venezuela que hayan firmado acuerdos con PDVSA para formar nuevas empresas conjuntas, según las personas.
A fines del año pasado, PDVSA elaboró ​​una lista de 17 posibles empresas conjuntas que se formarían o ampliarían. La lista incluía a recién llegados e inversores de larga data como Repsol y Chevron.


Algunas empresas estadounidenses y europeas han mantenido exenciones al régimen de sanciones a Venezuela a través de las llamadas «cartas de confort» emitidas por el Departamento de Estado o licencias específicas.

Por Marianna Párraga y Daphne Psaledakis/ Reuters