Jesús Seguías: Maduro va a levantar pesas en China

240

1. Nicolás Maduro ya aterrizó en China en un viaje de alta trascendencia geopolítica y de alto impacto en la política venezolana. Esta buscando apoyo económico, lo cual -en mi criterio- será una realidad. Dos hechos ayudarán en esa gestión:

2. El primero corresponde a la decisión del presidente Maduro de enviar a prisión a importantes funcionarios de su gobierno implicados en la trama de corrupción en PDVSA (los chinos salieron espantados de Venezuela ante los altos niveles de corrupción). Esto retorna la confianza a Beijing luego del saqueo del “Fondo Chino” (además de los impagos) que congeló durante varios años los préstamos y las inversiones del gigante asiático en Venezuela. La industria petrolera será la primera beneficiada.

3. En segundo lugar, (y quizás lo más importante) la confrontación China-USA facilita el apoyo a países que están en la periferia geográfica de los Estados Unidos. Hay que fastidiarle la vida a Washington. Ahora Cuba, Nicaragua y Venezuela pasan a ser aliados de alta importancia estratégica en la confrontación de estas dos grandes potencias. Esta vez, la buena suerte tocó la puerta de Miraflores.

4. Pero el apoyo chino tiene otra connotación relevante: ayudará a neutralizar las sanciones internacionales que afectan a la economía venezolana. Este hecho hará más inútiles aún esas sanciones a la hora de sentarse a negociar concesiones por parte del gobierno.

5. De manera que la ya fragmentada y desarticulada oposición venezolana cada día está con mayor precariedad, perdiendo más poderes, y a merced de Maduro. No estaría demás que, después de la reciente liberación de los 3 mil millones de dólares que tenían congelados los Estados Unidos, todo el liderazgo opositor meta sus pasiones en una cubeta de hielo, pisen tierra y se sienten a negociar con mucho pragmatismo.

6. Los líderes de oposición deben apurarse en arrancarle al gobierno todo lo que puedan en una mesa de negociación, sin ponerse tan exquisitos, acudir a las elecciones del 2024 lo más unidos posible y a votar masivamente. No la tienen fácil. Una simple sugerencia.