Antonio «Toño» Soler: Arraez contra todos los parámetros

232

Luis Arráez se ha convertido gracias a su talento y habilidad innata para hacer contacto con la pelota, en la atracción más interesante de la temporada de grandes ligas del 2023.


Su promedio al bate de .403, después de haber disputado su equipo 63 encuentros, de los cuales el ha participado en 58, es una de las noticias más importantes en todos los medios encargados de la cobertura de la MLB.


Comparaciones con otros tantos que han tratado de emular al legendario Ted Williams, último bateador en terminar una campaña, sobre los .400 de average, en 1941, son parte de los trabajos que a diario nos encontramos, porque esta luchando contra la historia y la especialización cada día mayor del béisbol.


Situación que coloca a “La Regadera” como le dicen sus compañeros en una lucha titánica, ya que su gesta está haciendo revivir una estadística menospreciada por los defensores de las nuevas tendencias en el béisbol, quienes sostienen que el average de bateo no es tan relevante.


Lo del nativo de San Felipe, estado Yaracuy en Venezuela, podría compararse con lo alcanzado por su compatriota Luis Ernesto Aparicio Montiel, a quien se le atribuye el rescate del robo de bases como arma ofensiva, al ser el líder en ese renglón durante nueve campañas consecutivas desde su debut en 1956 hasta 1964.


Arráez líder en average o campeón bate de la liga americana en 2022, ahora en La Nacional, busca convertirse en el primer jugador en encabezar a ambos circuitos en años consecutivos, al estar ahora en la nacional, con los Miami Marlins, que lo obtuvieron vía cambio antes del inicio de esta temporada, de los Minnesota Twins.


El bateador zurdo de 26 años se encamina a una zafra de más de 200 indiscutibles, lo cual sería la primera de su carrera, pero si la salud le acompaña en esta y en las próximas, debería ser una de muchas zafras de 200 o más hits.


En esta campaña con la eliminación del shift defensivo, los bateadores están logrando más hits, pero Arráez no se veía perjudicado por esa estrategia defensiva al ser un bateador todo terreno, por lo que ese argumento no se puede usar para desmeritar su gesta actual.


Logrará devolverle la importancia a la estadística de average, dentro de los parámetros sabermetricos, mucho tendrá que ver si sigue con su vertiginoso ritmo de bateo y alcanza el liderato al final de la campaña, mientras tanto solo nos queda ligarlo y disfrutar de su talento.


Será hasta la próxima, Dios Mediante.

@tonosolerp / Hit & Run