Elon Musk recibe luz verde para lanzar mañana el cohete más potente de la historia

203

Si algo hay que reconocerle a Elon Musk es que tiene tiempo para todo… A los tejemanejes en Twitter y los problemas n Tesla, ahora le suma SpaceX que ha recibido luz verde para realizar el primer lanzamiento del cohete más poderoso jamás construido, diseñado para enviar astronautas a la Luna y eventualmente más allá, el Starship.

El lanzamiento está programado para las 13:00 hora peninsular desde la base de Texas de la compañía espacial, propiedad del multimillonario Elon Musk. La Nasa eligió la Starship para transportar a sus astronautas a la Luna como parte de la misión Artemis III, programada para fines de 2025. La nave consiste en una cápsula reutilizable que transporta tripulación y carga y el cohete de refuerzo Super Heavy de primera etapa. Todo el conjunto mide 120 metros, 10 más que la Saturn V, usado en los programas Apolo y Skylab. Si bien en febrero se realizó con éxito una prueba de encendido de los 33 motores, el cohete nunca ha volado en su configuración completa.

«¡Éxito tal vez, emoción garantizada!» Musk tuiteó el viernes por la noche.

La Nasa llevará a los astronautas a la órbita lunar en noviembre de 2024 como segunda fase de la misión Artemis, utilizando su propio cohete pesado llamado Space Launch System (SLS), que ha estado en desarrollo durante más de una década. Pero Starship es más grande y más potente que la SLS: genera más de 8 millones de kilos de empuje, más del doble que los cohetes Saturno V utilizados para enviar a los astronautas del Apolo a la Luna.

SpaceX prevé eventualmente poner en órbita una Starship y luego reabastecerla con otra Starship para que pueda continuar su viaje a Marte o más allá. La idea de un lanzador reutilizable (el primero también), la estrategia general de Musk, es reducir el precio. Cada vuelo de Starship podría eventualmente costar «menos de 10 millones de euros», dijo a principios del año pasado.

El vehículo de lanzamiento de Starship se compone del propulsor de primera etapa y la segunda etapa de Starship. La segunda etapa funciona como una nave espacial autónoma para transportar tripulación o carga una vez en órbita. Ambas etapas están impulsadas por motores Raptor que queman oxígeno y metano líquido. Ambas etapas del cohete están diseñadas para ser reutilizadas aterrizando verticalmente en la plataforma de lanzamiento.

Se planea que Starship tenga una capacidad de carga útil de 150 toneladas en órbita terrestre baja en su configuración totalmente reutilizable y 250 toneladas en órbita terrestre baja si se agota por completo. Está diseñado para volar varias veces para repartir el coste de la nave. En su interior hay dos configuraciones posibles: una para transportar carga y otra para transportar astronautas. En la configuración de carga, el carenado de carga útil tendría 9 metros de ancho, lo que le daría a Starship el mayor volumen de carga útil de cualquier vehículo de lanzamiento: tanto que es capaz de transportar telescopios espaciales incluso más grandes que el Telescopio Espacial James Webb, que tuvo que lanzarse plegado debido a su tamaño. Por su parte, la configuración de la tripulación está planificada para transportar hasta 100 astronautas.

Agencias/ Las Razón