Putin se desentiende de su responsabilidad en la invasión a Ucrania y suspende acuerdo nuclear con EEUU

206

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, emitió el martes una advertencia nuclear a Occidente sobre Ucrania: suspendió el tratado bilateral de control de armas nucleares New Start, anunció que se habían puesto en servicio de combate nuevos sistemas estratégicos, y advirtió que Moscú podría reanudar las pruebas nucleares.

Firmado en 2010, este tratado es el último acuerdo bilateral de este tipo que vincula a ambas potencias. Rusia ya había anunciado a principios de agosto la suspensión de las inspecciones estadunidenses previstas en sus instalaciones militares en el marco del acuerdo, asegurando actuar en respuesta a los obstáculos estadounidenses a las inspecciones rusas en Estados Unidos.

Quieren infligirnos una derrota estratégica y atacan nuestras instalaciones nucleares, por lo que me veo obligado a anunciar que Rusia suspende su participación en el Tratado (New) Start», declaró el presidente ruso en un discurso fuertemente hostil hacia los occidentales. Las élites de Occidente no ocultan su propósito. Pero tampoco pueden dejar de darse cuenta de que es imposible derrotar a Rusia en el campo de batalla».

Sin citar pruebas, Putin dijo que algunas personas en Washington estaban pensando en reanudar las pruebas nucleares. Por lo tanto, el ministerio de defensa y la corporación nuclear de Rusia deberían estar listos para probar las armas nucleares rusas si es necesario.

Pidió a las autoridades rusas que se mantuvieran «listas para los ensayos de armas nucleares» si Washington los realizaba primero. «Nadie debe alimentarse de ilusiones, la paridad estratégica podría verse alterada», recalcó Putin, y además calificó de «teatro del absurdo» el hecho de que la OTAN reclame que Rusia aplique New Start y autorice «el acceso a las inspecciones de las instalaciones nucleares militares» rusas.

A través de los representantes de la OTAN, nos envían ultimátums: Ustedes, Rusia, hagan todo lo que acordamos, en particular New Start, y nosotros haremos lo que queramos», acusó el líder del Kremlin. “Por supuesto, no haremos esto primero. Pero si Estados Unidos realiza pruebas, entonces lo haremos. Nadie debería tener ilusiones peligrosas de que la paridad estratégica global puede ser destruida”. «Hace una semana, firmé un decreto sobre la puesta en servicio de combate de nuevos sistemas estratégicos terrestres. ¿Van a meter la nariz allí también, o qué?»

No quedó claro de inmediato qué sistemas terrestres se habían puesto en servicio de combate. Putin dijo que Ucrania había tratado de atacar una instalación en lo profundo de Rusia donde se encuentran algunos de sus bombarderos nucleares, una referencia a la base aérea de Engels.

Putin sugirió que la OTAN se uniera a New Start para lograr un tratado justo, «porque dentro de la OTAN, Estados Unidos no es la única potencia nuclear».

Francia y Gran Bretaña también tienen arsenales nucleares, los están perfeccionando, modernizando y apuntando contra nosotros», subrayó.

Rusia y Estados Unidos tienen vastos arsenales de armas nucleares que quedaron de la Guerra Fría y siguen siendo, por mucho, las mayores potencias nucleares. Entre ellos, poseen el 90% de las ojivas nucleares del mundo. El Tratado New Start limitó a ambas partes a mil 550 ojivas en misiles balísticos intercontinentales, misiles balísticos submarinos y bombarderos pesados ​​desplegados. Ambos lados cumplieron con los límites centrales para 2018.

ES «IMPOSIBLE DE DERROTAR» A RUSIA
Hablando durante una hora y 45 minutos debajo de un gran emblema con el águila bicéfala de Rusia, y flanqueado por un total de ocho banderas rusas tricolores, Putin prometió continuar con la guerra de un año de Rusia en Ucrania. También trató de justificar la guerra, diciendo que se le había impuesto a Rusia y que entendía el dolor de las familias de los que habían caído en la batalla.

Occidente y el aspirante a miembro de la OTAN, Ucrania, rechazan esa narrativa y dicen que la expansión del grupo hacia el este desde el final de la Guerra Fría no justifica lo que dicen es una apropiación de tierras al estilo imperial condenada al fracaso.

“El pueblo de Ucrania se ha convertido en rehén del régimen de Kiev y sus señores occidentales, que han ocupado efectivamente este país en el sentido político, militar y económico”, dijo Putin. “Pretenden transformar un conflicto local en una fase de confrontación global. Así es exactamente como lo entendemos todo y reaccionaremos en consecuencia, porque en este caso estamos hablando de la existencia de nuestro país”.

Rusia nunca cedería a los intentos occidentales de dividir su sociedad, dijo el jefe del Kremlin, de 70 años, y agregó que la mayoría de los rusos apoya la guerra.

AFP