En los EEUU los huevos comienzan a bajar y la industria da señales de recuperación

391

La industria de los huevos está dando señales de recuperarse de la crisis de gripe aviar que provocó un aumento récord en los precios de este producto, aseguran expertos.

La crisis de los altos precios de los huevos que afecta a Estados Unidos podría estar viendo una luz al final del túnel, aseguran expertos, a la vez que la industria continúa enfrentándose a tendencias inflacionarias y un suministro impactado por la gripe aviar que provocó la muerte de unas 43 millones gallinas ponedoras.

Si bien nadie puede predecir exactamente cuándo bajarán los precios, la American Egg Board, una entidad del Departamento de Agricultura de EEUU (USDA), dijo a la Voz de América que los productores de huevos «están haciendo todo lo posible para mantener sus costos bajos y suministrar tantos huevos como sea posible, lo que debería ayudar a bajar los precios».

Los costos de producción de los huevos han “bajado rápidamente en estas últimas semanas” hasta la mitad del que tenían al finalizar diciembre, explicó a VOA Maro Ibarburu, analista de negocios del Egg Industry Center, un centro de análisis administrado por la Universidad Estatal de Iowa.

Los huevos grado A alcanzaron un precio promedio de 285,7 centavos por docena (unos 2.85 dólares) en 2022, lo que significó un 70% más que el precio promedio para el año 2021, según informó el Departamento de Agricultura de EEUU en su perspectiva para inicio de 2023. Pero en diciembre, el precio de venta promedio de la docena fue de 4.25 dólares, 120% más alto que al iniciar el año.

“Nuestros datos indican que cuando el costo al productor baja, eventualmente sucede lo mismo con el precio al consumidor”, agregó Ibarburu.

El precio de los huevos en Estados Unidos ha alcanzado cifras récord. Según datos de la Oficina de Estadísticas Laborales, el precio de este producto básico ha aumentado casi un 50 % en muy poco tiempo. ¿A qué se debe esta situación?

El actual ciclo de gripe aviar afectó desproporcionadamente a las gallinas ponedoras, lo que influyó la disponibilidad de los huevos y provocó un aumento drástico en el precio del producto. La tarea de reconstruir los averíos tomaría más de medio año.

“La única forma de obtener más huevos es criar más gallinas ponedoras, incubar esos huevos, dejar que maduren hasta que puedan comenzar a poner huevos», dijo Andre Novaković, profesor de Economía Agrícola en la Universidad de Cornell, en Nueva York.

«Un huevo de gallina tarda aproximadamente tres semanas en eclosionar y el pollito resultante será lo suficientemente maduro para poner sus propios huevos entre 4.5 y seis meses”, agregó.

La American Egg Board dijo por su parte que “los productores de huevos de Estados Unidos están trabajando las 24 horas para mantener un suministro abundante de huevos y se están asociando con otras granjas para satisfacer las necesidades de sus clientes. Los agricultores continuarán haciendo todo lo posible para asegurarse de que las tiendas de comestibles estén llenas de huevos nutritivos y asequibles”.

VOA/ Salomé Ramírez Vargas