EEUU vaticina una guerra larga en Ucrania luego de 11 meses de conflicto

36
Lviv (Ukraine), 09/03/2022.- A Ukrainian woman cries during a funeral ceremony of three Ukrainian soldiers killed in fighting with Russian forces, in Lviv, Ukraine, 09 March 2022. A memorial ceremony was held for three soldiers: Dmytro Kotenko, Kyrylo Moroz and Vasyl Vyshyvanyi, who were killed near the city of Kherson during Russia's aggression in Ukraine. (Rusia, Ucrania) EFE/EPA/MYKOLA TYS

Esta próxima semana se cumplen 11 meses desde que Rusia decidiera invadir Ucrania y se acerca, por tanto, el primer aniversario de una sanguinaria guerra que ha puesto en jaque no solo la estabilidad geopolítica mundial, sino también la economía global.

El problema es que no hay perspectivas de que el conflicto tenga un cercano final y los aliados de Ucrania, en concreto Estados Unidos, ya ha dejado entrever que la guerra será larga.

Este viernes, en el marco de una reunión del Grupo de Contacto para Ucrania en la base estadounidense de Rammstein (Alemania), el general Mark A. Milley admitió será «muy, muy difícil expulsar este año a las tropas rusas de los territorios que ocuparon».

En declaraciones a los medios de comunicación, Milley dijo que el objetivo es más conseguir una «estabilización del frente» y que las fuerzas ucranianas «consigan recuperar cuanto más territorio posible».

Los tanques Leopard
Junto a Milley intervino el secretario de Defensa de EE UU, Lloyd Austin, que habló sobre la negociación para que Alemania envíe tanques Leopard a Ucrania, tal y como reclama el Gobierno de Kiev.

Austin admitió que no se había llegado a un acuerdo sobre los Leopard, pero reafirmó la determinación de los aliados occidentales de apoyar a Ucrania, principalmente con sistemas de defensa antiaérea.

«Han escuchado la declaración anterior del ministro de Defensa alemán: no, no ha habido una decisión para el envío de esos carros de combate», afirmó Austin al cierre de la reunión.

Austin aludió así al pronunciamiento expresado por su colega alemán, Boris Pistorius, quien afirmó que había ordenado «revisar» sus existencias de esos tanques, como paso previo a un eventual envío de los blindados, y considera «en fase de discusión» que Alemania autorice su suministro a otros aliados.

«Hay buenas razones para enviar los tanques y hay buenas razones en contra», dijo Pistorius. El secretario de Defensa aseguró que la cuestión de si la entrega de Leopard alemanes depende de que Estados Unidos aporte sus tanques Abrams «no se plantea» y excluyó una vinculación que hoy el Gobierno alemán dijo que no existe.


Antes de la reunión, el presidente ucraniano Volodomir Zelenski había insistido en que su país necesita tanques de combate. «Agradecemos enormemente todo apoyo recibido hasta ahora y sus sistemas de defensa antiaéreos, pero necesitamos artillería y tanques», afirmó el líder ucraniano en la apertura de las sesiones de la reunión.

La intervención de Zelenski siguió al primer mensaje de Austin, quien apremió a los 20 aliados reunidos en el Grupo de Contacto a «aportar más» y recordó el contenido del nuevo paquete de ayuda aprobado ayer por su país, que eleva el total a más de 26.000 millones de dólares (unos 24.000 millones de euros).

En su comparecencia final, Austin aseguró, preguntado sobre su opinión acerca de la contribución de Alemania a la defensa de Ucrania, que es «suficiente», aunque reconoció que «todos podemos hacer más».

Berlín «está contribuyendo mucho», afirmó Austin, y mencionó los tanques Marder, el sistema antimisiles Patriot que se trasladará a Ucrania y otro armamento cuya aportación ya anunciaron las autoridades alemanas en las últimas semanas.

El secretario de Defensa estadounidense hizo un repaso de las aportaciones de material militar anunciadas durante esta semana, y especialmente durante las últimas horas, por países como Reino Unido, Canadá, Dinamarca, Suecia y Polonia, y se refirió especialmente al anuncio hecho el jueves por Washington del incremento de su participación.

Esos aportes, según Austin, aumentan las capacidades de Ucrania. Antes, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, había dicho que, con ellos, Ucrania podría no solo estar en capacidad de resistir ante los ataques rusos, sino de recuperar territorios ocupados.

Agencias