Cofundador de Twitter abandona el cargo de Director General de la red social

464

El cofundador de Twitter, Jack Dorsey, dejará el cargo de director general de la red social, informó la empresa. Será sucedido por el actual director de tecnología de Twitter, Parag Agrawal.


Dorsey permanecerá en el consejo hasta que termine su periodo en el 2022. Agrawal tiene el puesto actual desde el 2017 y está en Twitter desde el 2011.

En una carta publicada en su cuenta de Twitter, Dorsey dijo que estaba “muy triste, pero a la vez muy contento” de irse de la empresa y que la decisión fue suya.

Dorsey se ha enfrentado a varias distracciones como director general, empezando por el hecho de que también es fundador y director general de la empresa de pagos Square. Los críticos también se han quejado de que el acuerdo ha dividido su atención en detrimento de Twitter.

Twitter enfrenta varias demandas entre ellas la del expresidente Donald Trump en un tribunal de California por restringir la libertad de expresión, cuando no solo silenció al entonces presidente de EEUU, sino a cientos de miles de sus seguidores.

El presidente ejecutivo y cofundador de la empresa tecnológica alegó que Trump había incitado a la violencia en el asalto al Capitolio en Washington el 6 de enero, sin pruebas legales de ningún tipo y movido solo por su percepción personal y los comentarios provenientas de la izquierda y la extrema izquierda en el país. Lo condenó al ostracismo en su red social y hasta hoy Trump sigue proscrito.

Las acciones de Dorsey fueron catalogadas por millones de estadounidenses de «muy peligrosas para la democracia en EEUU» y sin precedentes en la vida pública de un Presidente norteamericano.

Los demócratas emplazan a Twitter por permitir comentarios que incentivan la violencia y el extremismo, según ellos, y los republicanos y conservadores lo acusan de violar la primera enmienda de la Constitución. Bloquear de forma autoritaria al presidente de EEUU en las redes sociales cuando dictadores de Venezuela, Nicaragua, Norcorea, Irán y líderes de grupos terroristas tenían sus cuentas activas.

Meses después y bajo fuertes denuncias de congresistas, Dorsey comenzó a eliminar cuentas de algunos líderes de grupos extremistas en el mundo. Pero sus acciones no solo le han costado interrogatorios en el Congreso, sino la caída de la imagen de la empresa con la pérdida de millones de subscriptores.

Entre el 2020 y hasta octubre del 2021, Twitter había perdido más de 1,700 millones de dólares a pesar de que logró superar la barrera de los 200 millones de cuentas activas en el actual año.

Entre enero y septiembre del 2021, los accionistas de Twitter perdieron 51 centavos de dólar por título, frente a las pérdidas de 1,73 dólares respecto al mismo período del año anterior.

En el tercer trimestre, Twitter registró pérdidas de 536 millones de dólares, frente a las ganancias de 28 millones en el mismo cuarto del año pasado.

Medios de prensa no han revelado si la salida de Dorsey es una estrategia legal para enfrentar las múltiples demandas o para reforzar la imagen de la compañía, que ve reducir sus ganancias y sus proyecciones futuras.

AP