Nuevo tiroteo en depósito de FedEx en Indianápolis deja 8 muertos

45

Según el reporte de la autoridades que recogen las agencias de noticias el hecho se registró en un depósito de FedEx cerca del aeropuerto internacional de Indianápolis a eso de las 11 de la noche.


La portavoz de la policía Genae Cook, informó que un hombre blanco, mató a 8 personas e hirió al menos a otras cuatro, una de ellas de gravedad. Dos heridos más fueron atendidos en la escena y dados de alta. Un número indeterminado de heridos llegó por su propia cuenta a diversos centros asistenciales.

Las autoridades encontraron a todas las víctimas dentro de las instalaciones de FedEx, donde el sujeto abrió fuego. Informaron además que el autor del tiroteo, un hombre blanco según testigos, se suicidó en el mismo lugar.

Sin datos del agresor
El agresor no fue identificado de inmediato y los investigadores estaban realizando entrevistas y recopilando información para determinar cómo ocurrieron los hechos. Según Cook, es demasiado pronto para determinar si el tirador trabajaba en las instalaciones.

La portavoz Cook no ofreció detalles sobre el atacante. “Seguimos tratando de averiguar el motivo y la causa exacta de este incidente”, afirmó la portavoz. “Es muy devastador lo ocurrido”, dijo.

FedEx explicó en un comunicado que está colaborando con las autoridades y que busca más información sobre el incidente.

“Estamos al tanto del trágico tiroteo en nuestras instalaciones de FedEx Ground cerca del aeropuerto de Indianapolis. La seguridad es nuestra principal prioridad, y nuestros pensamientos están con todos los afectados”, apuntó el comunicado.

Los hechos
De acuerdo a las declaraciones de Cook la policía recibió avisos de disparos poco después de las 23:00 horas y, cuando llegaron al lugar, los agentes se toparon con el escenario de un tiroteo activo.

El subjefe de la Policía de Indianápolis, Craig McCartt, dijo a CNN que los agentes encontraron una escena “muy caótica”, con víctimas y testigos corriendo en todas direcciones.

Un testigo que trabaja en la planta, donde 4.500 personas cumplen labores a diario, dijo que vio a un hombre con una subametralladora o un tipo de fusil automático disparando en el estacionamiento de la instalación.

“Vi al individuo con un subfusil, o un rifle automático, y empezó a disparar al aire. De inmediato me agaché, tenía miedo”, dijo Jeremiah Miller.

Otro empleado, identificado como Timothy Boillat, dijo que unos 30 vehículos policiales llegaron al lugar. “Tras escuchar los disparos vi un cuerpo en el piso”, señaló. “Afortunadamente estaba lo suficientemente lejos y [el agresor] no me vio”, agregó.

Una emisión en vivo de medios locales mostró que el estacionamiento en el exterior del edificio estaba acordonado con cinta policial.

Otro hombre relató a la cadena que su sobrina estaba sentada en el asiento del conductor de su auto cuando comenzaron los disparos y que resultó herida. “Le dispararon en el brazo izquierdo”, afirmó Parminder Singh. “Ella está bien, ahora está en el hospital”. Según Singh, su sobrina no conocía al tirador.

Los familiares de las víctimas dijeron que los empleados no tienen permitido tener el celular durante su turno de trabajo, lo que dificultó poder contactar con ellos, reportó la televisora WTHR-TV.

Las autoridades convocaron a todos los familiares que carecen de información de sus seres queridos a un hotel cercano, donde están recibiendo asistencia.

Tiroteos masivos repuntan
“Parece que hay una falta de la capacidad para resolver conflictos y la gente está reaccionando muy rápido hoy en día con un arma para solucionar sus problemas”, declaró McCartt a CNN. “Todos tenemos que preocuparnos por la frecuencia en que (estos tiroteos) están sucediendo.

En las últimas semanas ha habido un repunte de tiroteos masivos en Estados Unidos. Al menos 30 personas han muerto en tiroteos de este tipo en Estados Unidos en el último mes.

El ocurrido el 22 de marzo en un supermercado de Colorado, con 10 muertos, fue el que más víctimas mortales ocasionó. Una semana antes, el 16 de marzo, un hombre mató a ocho personas en diversos ataques a locales asiáticos de masajes en Atlanta, Georgia.

Este es el tercer tiroteo masivo del año en Indianapolis. Cinco personas, una de ellas embarazada, murieron por disparos en enero y un hombre fue acusado de matar a tres adultos y a un menor antes de secuestrar a su hija durante una discusión en una casa en el mes de marzo.