La OMS rechaza los pasaportes de vacunas ante incertidumbre sobre su efectividad

27
Coronavirus vaccination and travel concept. COVID-19 coronavirus vaccination certificate in passport. Border control and quarantine of tourists infected with coronavirus. Ban of flight between countries

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que rechaza el uso de pasaportes de la vacuna contra el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) “en esta etapa” para viajar, pues las autoridades sanitarias no están seguras de que la vacuna sea efectiva.

“Nosotros, como O.M.S., decimos que en esta etapa no nos gustaría ver el pasaporte de vacunación como un requisito para entrar o salir porque no estamos seguros en este momento de que la vacuna prevenga la transmisión”, dijo el martes la portavoz de la OMS Margaret Harris en una conferencia de prensa en Ginebra, Suiza.

“Hay todas esas otras cuestiones, aparte de la cuestión de la discriminación contra las personas que no pueden vacunarse por una u otra razón”, dijo Harris, según informó la agencia de noticias Reuters.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) presentó un argumento similar para prohibir el uso de un sistema de pasaporte de vacunas, citando las preocupaciones sobre la privacidad y si tal sistema se guardaría o no en una base de datos centralizada. Algunos, como el gobernador de Florida Ron DeSantis, han dicho que crearía un sistema de clases de personas vacunadas y no vacunadas.

Anteriormente, los funcionarios de la OMS han rechazado los pasaportes cuando se les ha preguntado por ellos.

“La vacunación no está suficientemente disponible en todo el mundo y no está disponible ciertamente sobre una base equitativa”, dijo a los periodistas el 8 de marzo el Dr. Michael Ryan, jefe del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS.

El lunes, el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, se convirtió en el segundo gobernador de EE.UU., después de DeSantis, en emitir una orden ejecutiva que prohíbe los pasaportes de vacunas. DeSantis, también republicano, se convirtió en el primer gobernador en hacerlo la semana pasada.

“Hoy he emitido una orden ejecutiva que prohíbe el uso de los llamados pasaportes de vacunas COVID-19”, escribió DeSantis en Twitter el 2 de abril. “La Legislatura está trabajando para hacer permanentes estas protecciones para los floridanos y espero firmarlas como ley pronto”.

“Ninguna vacuna COVID-19 es requerida por la ley”, decía la orden del gobernador, añadiendo que “los registros de vacunación son información de salud privada” que no debería ser compartida por un mandato. Los pasaportes, dijo, perjudicarían la libertad individual y dañarían la privacidad de los pacientes.

“Un requisito de mostrar un pasaporte para participar en la vida cotidiana, como un evento deportivo, ir a un restaurante o ir al cine, ‘crearía dos clases de ciudadanos’”, declaró DeSantis.

Su orden prohíbe a los gobiernos locales y a las empresas aplicar el sistema.

Algunas empresas, como las aerolíneas y las compañías de cruceros, han planteado la idea para atraer a la gente a utilizar sus servicios. El estado de Nueva York, por su parte, creó su propio “Excelsior Pass”, que se utilizaría en eventos de gran magnitud, como el Madison Square Garden y en eventos deportivos.

Jack Phillips The Epoch Times en español