Maduro en su Memoria y Cuenta en la AN: «He vuelto, hemos vuelto, aquí estamos otra vez»

43

Nicolás Maduro ofreció este martes el «Mensaje Anual a la Nación» desde la «ilegítima» Asamblea Nacional, para rendir la Memoria y Cuenta del año 2020, como es costumbre todos los años, aunque todos estos años la realizó desde la inconstitucional ANC.

«He vuelto, hemos vuelto, aquí estamos otra vez, como debe ser, como dice la Constitución», fue el grito de guerra de Maduro ante el hemiciclo.


Maduro señaló en su alocución que el 2020 fue un año atípico por la pandemia que afectó considerablemente el mundo. Recordó que a Venezuela llegó el primer caso el 12 de marzo del 2020, razón suficiente para decretar la cuarentena radical en el país para prevenir una gigante crisis en la nación

Subrayó nuevamente que Venezuela fue el primer país del mundo en decretar un confinamiento general y realizar una campaña para el uso del tapaboca. Para «subsanar» las consecuencias de la cuarentena, Maduro recordó que su gobierno otorgó bonificaciones a los venezolanos y asumió las nóminas de las empresas del país. Además de esto, suspendió el pago de los alquileres de las viviendas y comercios.


Maduro mencionó que la aplicación del método 7 + 7, siete días de cuarentena radical e igual número de flexibilización de la misma permitió ir recuperando economicamente al país y aseguró que el mismo «puede ser un buen aporte» para que otros países lo apliquen.

Ante esto, ordenó a la vicepresidenta Delcy Rodríguez compartir con la Organización Mundial de la Salud el referido método.


También recordó y lamentó que el pasado año estuvo lleno de acciones violentas por parte de dirigentes opositores, y el gobierno de Colombia y Estados Unidos con la finalidad de un cambio de gobierno para, a su criterio, entregar las riquezas del país.

El hecho más notorio fue el de la fallida incursión marítima, denominada Operación Gedeón, que dejó como resultado más de 50 detenidos, quienes buscaban «asesinar» al Ejecutivo nacional.

Además, mencionó que las refinerías petroleras del país también fueron un blanco «de la derecha extremista», pero los cuerpos de seguridad capturaron varios espias colombianos y estadounidenses que pretendían atacar las instalaciones petroleras.

«Fue un año de defensa, que permtió que no se ejecutaran estos, planes otros se ejecutaron, como los actos terroristas en contra de los llenaderos de gas», dijo.

No tocó el tema de las violaciones de los derechos humanos ni los señalamientos hechos por la ONU al respecto.

Con información del 2001