Bloomberg: Trump y Pence señalan que el presidente no renunciará ni será destituido

131
President Donald Trump moves to let Vice President Mike Pence speak during a news conference about coronavirus in the Brady Press Briefing Room of the White House, Wednesday, Feb. 26, 2020, in Washington. (AP Photo/Evan Vucci)

El presidente y el vicepresidente hablaron por primera vez desde los disturbios.

El vicepresidente Mike Pence señaló que rechazará las demandas de expulsar inmediatamente a Donald Trump por un motín mortal de los partidarios del presidente cuando los dos se reunieron y acordaron trabajar juntos por el resto del mandato, según un alto funcionario de la administración.

La discusión se suma a las indicaciones de que Trump planea renunciar antes de la inauguración de Joe Biden el 20 de enero.

Fue la primera vez que Trump y Pence hablaron desde que los partidarios del presidente irrumpieron en el Capitolio mientras Pence presidía la afirmación formal de su derrota en la reelección, según dos personas familiarizadas con el asunto.


Los dos hombres, reunidos en la Oficina Oval, acordaron que las personas que irrumpieron en el Capitolio no representan el movimiento «Estados Unidos primero» de Trump y se comprometieron a continuar su trabajo en nombre del país por el resto de su mandato, dijo el funcionario. Fue una buena conversación en la que Trump y Pence discutieron la próxima semana y reflexionaron sobre los últimos cuatro años de trabajo de la administración, agregó el funcionario.

Los demócratas de la Cámara de Representantes buscan responsabilizar a Trump por los disturbios si Pence no actúa contra el presidente. Los legisladores avanzaron el lunes con sus planes de acusar a Trump por segunda vez, presentando una resolución que acusa a Trump de «incitación a una insurrección».

Pence estaba inicialmente furioso con Trump después de que cientos de partidarios del presidente violaran el Capitolio el miércoles pasado, interrumpiendo el conteo de votos del Colegio Electoral y provocando que el vicepresidente y los legisladores huyeran de las cámaras de la Cámara y el Senado.

El episodio planteó la posibilidad de que Pence pudiera actuar para invocar la Enmienda 25 de la Constitución, que permite al vicepresidente y a la mayoría del gabinete destituir al presidente de su cargo, una medida alentada por los miembros demócratas del Congreso. Pero Pence ha descartado en privado la idea como inviable, según una persona familiarizada con el asunto.

El relato del alto funcionario de la administración sobre su reunión pareció poner fin al asunto y también descartar una renuncia presidencial.

La oficina del vicepresidente y el equipo del jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, coordinaron la cuenta del funcionario, según personas familiarizadas con el asunto.

El funcionario y las personas familiarizadas con el asunto pidieron no ser identificados porque no se anunció la reunión entre Trump y Pence.

Los demócratas de la Cámara de Representantes han presentado una resolución que establece una votación sobre el juicio político a finales de esta semana, a menos que Pence cambie su posición y derroque a Trump.

La acusación avanza
La cámara considerará la medida el miércoles, según un cronograma publicado por el líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, un demócrata.

La mayoría de los legisladores de la Cámara han firmado la resolución, encabezados por los representantes demócratas David Cicilline de Rhode Island, Jamie Raskin de Maryland y Ted Lieu de California, acusando a Trump de incitar a la insurrección en el Capitolio el 6 de enero.

Busca tanto sacar a Trump de la presidencia como evitar que vuelva a ocupar el cargo. Cicilline dijo que la resolución tiene suficiente apoyo para su aprobación, incluidos algunos republicanos.

La medida de cuatro páginas incluye un artículo que acusa a Trump de delitos graves y faltas por «incitación a la insurrección» y dice que «hizo declaraciones intencionadamente que, en contexto, alentaron – y previsiblemente resultaron en – acciones ilegales en el Capitolio» como legisladores estaban certificando el Colegio Electoral.

La medida también cita la llamada telefónica de Trump al secretario de estado de Georgia, instándolo a «encontrar» suficientes votos para anular la victoria de Biden allí.

Jennifer Jacobs/ Bloomberg

Tradución VenezuelaUsa