Kaled Yorde: Cita con el destino

44

Las elecciones norteamericanas del 3 de Noviembre de 2020, es un parteaguas de gran trascendencia.


Nunca antes en toda la historia de esta Federación modelo de democracia y de libertades individuales, en una nación poderosa, próspera, capitalista y referencia mundial, había habido un hecho politico tan trascendente como el que el ciudadano común va a experimentar el 3 de Noviembre: La batalla final que decidirá la confrontación entre el bien y el mal, la Luz y las tinieblas.

Este hecho no tiene precedentes, puesto que es de órden Bíblico, habida cuenta de que los tiempos ya son y la hora de la expiacion de la humanidad amiga del mal, ha llegado.
El bien está encarnado en la determinacion del restablecimiento del órden moral y la compostura, el patriotismo y el cumplimiento de la Ley de Dios y de la naturaleza humana, mientras que el mal lo encarna el caos, lo ilícito, el racismo como pretexto, el odio al sistema capitalista y a la tradicion judeo-cristiana, que caracterizó a los Padres fundadores de esta gran nacion norteamericana.


La confrontacion será definitiva, por lo que no podrá haber acuerdos, treguas ni armisticios: O triunfa la Luz de la Verdad y el Evangelio de Cristo el Mesías, o las fuerzas del mal que ahora se hacen llamar «Progresistas» para poder encubrir el pelaje negro de la fea palabra comunismo para ello poder seguir engañando a la gente, gana e impone la tiranía de la subyugacion del hombre y el ciudadano.
El propósito de los agentes del mal ,- muchos de ellos resentidos sociales- es la imposición de una dictadura mundial politico-enonomicista, en alianza con la izquierda radical y violenta, grupos terroristas que odian a su propio país y se juntan con los regímenes tiránicos del mundo entero, el narco- tráfico y la corrupcion.
El Presidente Trump, a quien odian a muerte, adversan, ofenden, amenazan su vida y su seguridad personal, es el objetivo a neutralizar por parte de las fuerzas del mal, ahora infiltradas en las filas del Partido Demócrata.
La gente que es sensata y razonable debe preguntarse antes de depositar su voto, lo siguiente: ¿ Por qué creen que Raúl Castro, Maduro, Lula Da Silva, Cristina Fernández, Daniel Ortega, Evo Morales, el Foro de Sao Paolo, Grupo Puebla, Petro y los guerrilleros colombianos de las FARC y el ELN, quieren que gane Biden las elecciones en Estados Unidos?
Un triunfo del Presidente Trump, representa un dique de contencion a las fuerzas del mal que contienden en estas elecciones; de igual manera, Trump es una seria amenaza contra las revoluciones de corte marxista( Fuerzas Progresistas), el Populismo de Ortega, el bandolerismo del Socialismo del Siglo XXI, la chula longeva tiranía del castrismo en Cuba y el vandalismo en Chile, Bolivia, Colombia y el Mexico de López Obrador.


Lo incomprensible es el caso de los venezolanos que apoyan a Biden, a sabiendas que de ganar, no sólo desbaratara los logros alcanzados por el Presidente Trump en su propósito de sacar a Maduro y su pandilla del poder, sino que no hará absolutamente nada por liberar a Venezuela de la tragedia en que está sumida.


A todos los venezolanos sensatos y objetivos se les exhorta votar por la sensatez y el sentido común: Usen la razón y desechen las pasiónes! Voten por el Partido Republicano y el Presidente Trump, por el bien de los Estados Unidos y de la Venezuela democrática y libre, para que la historia no los juzgue!

Kaled Yorde