José Luis Pirela: Las lluvias y la emergencia

34

Las lluvias de este año han impactado negativamente a la población, los pronósticos realizados por expertos, técnicos e instituciones especializadas no fueron atendidas por la Burocracia roja.


El occidente del Venezuela, los estados Zulia, Lara y Táchira son los más afectados al igual que el estado Aragua.


Profunda tristeza nos crea el cuadro dramático que vivimos los venezolanos; falta de libertad, ruina económica, Covid-19 y ahora emergencia por las lluvias, como complemento del desgobierno donde la improvisación, la indolencia, la ausencia de planificación constituyen la cotidianidad.


En el Zulia el presupuesto 2020 contempla 891 millardos para saneamiento ambiental, drenajes, cañadas o quebradas, ¿Dónde están los reales Omar Prieto?, seguramente se han gastado en actos de campaña para la farsa del 6 D o en los encendidos de plazas y demás orgias demagógicas.

El saldo en perjuicio de los zulianos son miles de damnificados, 25 comunidades ahogadas en Maracaibo, pérdidas humanas incluyendo a Krissamar Medina de 27 años quien murió electrocutada en su casa del sector Don Bosco.


Sitios como el terminal de pasajeros de Maracaibo ha resultado también inundado, los vecinos de la urbanización el Varillal insistieron en plantear la advertencia de lo que podía ocurrir con las lluvias, el resultado está a la vista de todos.


La guajira está bajo el agua hay más de 14 sectores, incluyendo algunos de Sinamica, Paraguaipoa y Santa Cruz de Mara. El Rio Limón esta observado en alerta, sumado al desabastecimiento de alimentos y medicinas en la zona con altos niveles de especulación, creando un ambiente explosivo.


En el Sur del lago el Rio Chama está desbordado, el Rio Zulia con niveles peligrosos, los rebaños luchando para sobrevivir dentro del agua, igualmente ocurre en Rosario de Perijá y Carrasquero.

La producción de carne, leche y plátanos se viene al suelo, incrementando el costo de los productos.

En el Táchira 3 personas perdieron la vida, 450 viviendas están destruidas, 1200 familias a nivel de asistencia con mayor énfasis en los municipios fronterizos.
En el Estado Lara 12 Ríos y Arroyos se desbordaron con desplazamientos de tierra.

Hasta que en Venezuela no se imponga la planificación por encima de la improvisación, estos lamentables hechos seguirán repitiéndose.


La nueva Venezuela debe impulsarse desde la descentralización, la municipalización de la vida pública y los consejos locales de planificación; la libertad y la democracia están más cerca de los que muchos piensan.

joseluispirelar.