El Tiempo: Arreaza responsabiliza a Duque por saqueo al consulado de Venezuela en Bogotá

182

Con vidrios rotos, muebles arruinados, documentos destruidos y hasta bienes incinerados amaneció, este martes 28 de julio, la sede del consulado de Venezuela, en Bogotá.

El Gobierno del país vecino denunció, a través de un comunicado, ‘el saqueo y la vandalización’ del lugar, ubicado en el norte de la capital y que fue cerrada desde 2019, cuando se rompieron relaciones diplomática con Venezuela.


«Colombia incurre en flagrante violación de los artículos 22 y 25 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, al permitir, por acción u omisión, la ocupación ilegal de la sede consular», se aseguró en el documento.


El canciller venezolano, Jorge Arreaza, declaró que el gobierno de Maduro «hace responsable al Gobierno de Colombia por la pérdida o violación de los bienes, archivos y documentos» que estuvieran en el lugar.

Venezuela también recurrió al artículo 45 de la Convención de Viena, que establece que en caso de ruptura de las relaciones diplomáticas “el Estado receptor (Colombia) estará obligado a respetar y a proteger, aún en caso de conflicto armado, los locales de la misión extranjera, así como sus bienes y archivos».

Consulado venezolano
El Gobierno venezolano pide a Colombia hacerse responsable de los daños aún si ya no existen relaciones diplomáticas.



Arreaza dijo en su cuenta de Twitter que “las autoridades colombianas dejaron sin protección” el consulado y que el Estado colombiano “debe responder” por lo sucedido.

A su vez, el documento oficial emitido aclara que Colombia podrá “confiar la custodia de los locales de la misión venezolana, así como bienes y archivos, a un tercer Estado aceptable”.

Nicolás Maduro rompió relaciones diplomáticas con nuestro país desde el 23 de febrero del 2019. El suceso se dio tras el apoyo del presidente Iván Duque al líder opositor Juan Guaidó, cuando este intentó cruzar la frontera colombiana con ayuda de una caravana.


Después, en enero del 2020, Maduro le ofreció a Duque el reinicio de relaciones consulares tras ser detenida en Maracaibo la exsenadora colombiana Aida Merlano. La opción fue rechazada.