Dámaso Jiménez: Pagar el precio en dólares del combustible, la nueva pesadilla de los venezolanos

280

El episodio de una contundente crisis geopolítica en el Caribe con los EEUU e Irán nunca sucedió y la realidad tocó a la puerta de inmediato.

Luego que Nicolás Maduro anunciara con bombos y platillos la llegada de los 5 buques provenientes de Irán contentivos de 1.53 millones de barriles de gasolina debió enfrentar como una bomba de tiempo el precio real en el mercado.

La crisis de la gasolina surgió en Venezuela antes de la llegada de la pandemia. Maduro anunció el pasado 17 de marzo una cuarentena nacional para hacer frente a la emergencia y negó todo despacho de combustible para quienes no fueran funcionarios o simpatizantes de su gestión.

La mayoría de las estaciones de combustible fueron cerradas y las pocas que permanecieron abiertas  fueron militarizadas. El toque de queda tocaba el pito a las 2 pm.

La destrucción de la industria petrolera en 20 años de castrocomunismo terminó minimizando la operatividad de su red de refinación al 10% de su capacidad de 1.3 millones de barriles por día, insuficientes para pagar las deudas y abastecer el mercado nacional, obligando al país con las mayores reservas de crudo del mundo a depender de las importaciones, con el único aliado petrolero que le queda, el peligroso Irán, porque Rusia retiró Rosneft para evadir las sanciones norteamericanas.

El millón y medio de barriles de gasolina que envío Irán no fueron de a gratis sino pagados a precio de oro y el propio Maduro aclaró este fin de semana pasado que esa cuenta hay que pagarla entre todos.

En un mensaje televisado por el único canal que puede verse en Venezuela,  Maduro anunció que el nuevo costo de la gasolina valido desde este lunes 1 de junio es de 5 mil bolívares el litro, (estaba en 0,00006 bolívares), unos 50 centavos de dólar por litro, que multiplicados por 40 litros de un tanque promedio son unos 20 dólares ó 4 millones de bolívares para llenar el tanque. El sueldo mínimo de un trabajador promedio en Venezuela es de 4 dólares al mes.

Solo los transportistas tendrán derecho a un subsidio por 90 días, se prevé que por allí comience a desangrar de nuevo el contrabando de las mafias de la Guardia Nacional Bolivariana.  

El efecto dominó pasará por el incremento de todos los productos básicos para sobrevivir en el país con la mayor inflación del planeta.

@damasojimenez