Según Inteligencia norteamericana el covid-19 no fue creado ni modificado genéticamente pero pudo haber salido de un laboratorio de Wuhan

300

La principal agencia de espionaje estadounidense dijo por primera vez el jueves que la comunidad de inteligencia estadounidense cree que el virus COVID-19 que se originó en China no fue creado por el hombre ni modificado genéticamente.


La declaración de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional contradecía las teorías de conspiración presentadas por activistas contra China y algunos partidarios del presidente Donald Trump, sugiriendo que el nuevo coronavirus fue desarrollado por científicos chinos en un laboratorio gubernamental de armas biológicas del que luego escapó.

También se hizo eco de los comentarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que el 21 de abril dijo que toda la evidencia disponible sugiere que el coronavirus se originó en animales en China a fines del año pasado y no fue manipulado ni fabricado en un laboratorio.

«La Comunidad de Inteligencia (IC) también está de acuerdo con el amplio consenso científico de que el virus COVID-19 no fue creado por el hombre ni modificado genéticamente», dijo la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (ODNI) en un comunicado.

«El CI continuará examinando rigurosamente la información y la inteligencia emergentes para determinar si el brote comenzó a través del contacto con animales infectados o si fue el resultado de un accidente en un laboratorio en Wuhan», agregó.

Funcionarios estadounidenses familiarizados con los informes y análisis de inteligencia han dicho durante semanas que no creen en las teorías de conspiración de que los científicos chinos desarrollaron el coronavirus en un laboratorio gubernamental de armas biológicas del que luego escapó.

Más bien, han dicho que creen que se introdujo naturalmente en un mercado de carne de Wuhan o que podría haberse escapado de uno de los dos laboratorios gubernamentales de Wuhan que se cree que están realizando investigaciones civiles sobre posibles riesgos biológicos.

Trump, quien culpó a China por la pandemia mundial, dijo el jueves que cree que el manejo de la enfermedad por parte de China es una prueba de que Beijing «hará todo lo posible» para hacerle perder su candidatura a la reelección en noviembre.

Más de 3,21 millones de personas han sido infectadas por el nuevo coronavirus a nivel mundial, y 227.864 han muerto, según un recuento de Reuters a las 10 am EDT (1400 GMT) del jueves.

En una entrevista en la Oficina Oval con Reuters el miércoles, Trump habló duramente sobre China y dijo que estaba buscando diferentes opciones en términos de consecuencias para Beijing sobre el virus. «Puedo hacer mucho», dijo, sin proporcionar detalles.

Mark Hosenball/ Reuters