Douglas Zabala: Por debajo de la mesa

308

Si las opciones tambien están por debajo de la Mesa es porque las de arriba se me han estado poniendo pelizorreras.

Por debajo de la Mesa puedo estar dandole una señal a mi cruz, de que la partida no la tengo facil. Si es Truco lo que estamos jugando o si es dominó, no tengo opción ni de trancar el juego ni de llegar siquiera al Cese de la Usurpación.

Por debajo de la Mesa es como sin querer queriendo, le diera con la punta el pie al contrincante, pa que se fije, como a pesar de que el sabe que la tengo cuesta arriba, mi llave todavía tiene opción de salvarme, aunque no me haya recibido desde el principio, con los honores de un visitante de Estado, como si lo hizo Bogotá, Ottawa, Paris, Madrid y hasta mis amigos en Davos.

Por debajo de la Mesa tambien puede significar, que por arriba estoy con Dios y por debajo con el Diablo. Por arriba con los que creen en una salida democrática, pacífica y electoral. Pero por debajo tambien azuso, a quienes deliran con un golpe militar o con la invasión de los Marines, pensando que los únicos daños colaterales, van a ser los jardines de Miraflores.

Por debajo de la Mesa no puede ser Billar a tres bandas, porque las bolas rodarán por el piso, ni tampoco Beisbol, porque le puedo dar un batazo al mío en una pata; y menos irme a cazar con escopeta vieja, y venir después con el cuento, de que no había tiempo de cacería, porque todo el mundo va a pensar que el tiro me salió por la culata.