Trump nombra a Robert C. O’Brien como su nuevo asesor de seguridad

293

El presidente Donald Trump anunció este miércoles que Robert C. O’Brien, actual enviado presidencial especial para Asuntos de Rehenes en el Departamento de Estado, será su nuevo asesor de Seguridad Nacional, tras la salida abrupta de John Bolton el pasado 10 de septiembre.

O’Brien se convierte así en el cuarto asesor de Seguridad Nacional de Trump, tras las salidas de Michael Flynn, H.R. McMaster y John Bolton. Hasta ahora, ningún otro presidente había tenido un número tan elevado de asesores en este cargo durante su primer periodo.


El Presidente Trump despidió a su asesor de seguridad nacional John Bolton por discrepancias. En su puesto como enviado presidencial para asuntos de rehenes, O’Brien trabajaba con las familias de estadounidenses secuestrados en el exterior y coordinaba con altos mandos del gobierno para el manejo de situación de rehenes, así como participaba en el desarrollo de estrategias y políticas para la recuperación de secuestrados.

El nuevo asesor trabajó para el Departamento de Estado en la reforma del sistema de justicia de Afganistán bajo el mando de las secretarias Condoleezza Rice (durante el gobierno de George W. Bush) y de Hillary Clinton (con Barack Obama). La iniciativa aportaba entrenamiento de jueces, fiscales y abogados afganos y otorgaba becas a estudiantes de leyes para completar estudios en Estados Unidos.

En 2005, O’Brien trabajó con su predecesor en la Casa Blanca, John Bolton, en las sesiones de la 60 Asamblea General de Naciones Unidas.

Las discrepancias con Bolton


El presidente anunció hace poco más de una semana la salida de Bolton en su cuenta de Twitter, justificando que «sus servicios ya no son necesarios» porque estaba «muy en desacuerdo con muchas de sus sugerencias».

La salida de Bolton se produjo en medio de la crisis con Irán. Quizás la discrepancia más importante entre los dos fue la decisión del primero de suspender un ataque aéreo a este país en represalia por el derribo de un dron estadounidense. Este miércoles, precisamente, Trump anunciaba también en Twitter más sanciones contra el país persa tras los ataques contra instalaciones petroleras en Arabia Saudita.