Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional de España deja en libertad provisional sin posibilidad de extradición al «pollo» Carvajal

349

Hugo Carvajal, alias El Pollo, saldrá en libertad de la cárcel de Estremera de Madrid, donde se encuentra en prisión preventiva desde el pasado 12 de abril. La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha acordado dejarle en libertad provisional tras rechazar su extradición a Estados Unidos por delitos de narcotráfico y blanqueo, en contra del criterio de la Fiscalía española. Así consta en el auto de libertad, al que tuvo acceso este diario.

El tribunal, presidido por el magistrado Alfonso Guevara, ha acordado, no obstante, medidas cautelares, al no ser firme la decisión de esta Sección. El que fuera jefe de los servicios de inteligencia y contrainteligencia militar de Venezuela entre 2000 y 2011, con Hugo Chávez como presidente del país bolivariano, tendrá que presentarse en la Sección Tercera los días 1 y 15 de cada mes, además de tener prohibido salir de España y debiendo entregar su pasaporte. Hace apenas cuatro días, este tribunal celebró una vista para revisar la reclamación de las autoridades estadounidenses y que provocó la detención de Carvajal hace cinco meses. «Yo en la justicia de Estados Unidos no confío», dijo a los magistrados. Las autoridades estadounidenses han pedido la extradición de este general venezolano para juzgarle por su presunta vinculación con redes del tráfico de drogas y la entrada de cocaína en Estados Unidos en 2006. Se le considera la persona responsable de coordinar un transporte de la droga de Venezuela a México.

El pasado mes de febrero, Carvajal disidió del chavismo y reconoció a Juan Guaidó como presidente de Venezuela, llamando a los militares a rebelarse contra Nicolás Maduro. Este militar, que fue detenido en Madrid, se defendió ante el tribunal asegurando que las acusaciones que hicieron las autoridades estadounidenses son falsas y negando haber tenido contactos con la guerrilla colombiana. La DEA (Departamento de Control de Drogas de Estados Unidos) acusa a Carvajal de ser uno de los responsables de querer introducir en el país estadounidense cocaína por orden de Chávez. Precisamente, los argumentos esgrimidos por la Justicia estadounidenses acusan a Carvajal de haber estado en una reunión celebrada por Chávez en 2005, en la que el presidente venezolano -fallecido en 2013- ordenó «combatir a Estados Unidos inundando el país con cocaína», según consta en el informe de la DEA