Antonio «Toño» Soler: El precio de los errores 

252

Cuando toda la atención debería estar centrada en la lucha por obtener uno de los doce cupos a la post temporada, Wander Franco campo corto dominicano de Los Tampa Bay Rays, es la noticia del día, al estar siendo acusado de tener relaciones con una menor de edad en su país.

Franco una super estrella del béisbol, por quien su equipo a pesar de su bajo presupuesto, otorgó un contrato por 11 años y 182 millones, de dólares, con una opción del club para el 2033, que elevaría el acuerdo a 205. Podría estar en riesgo de ver terminada su carrera, debido a la gravedad del delito del cual se le acusa.

Existiendo el agravante que MLB podría sancionarlo independientemente de lo que dictaminen las autoridades dominicanas, sobre la denuncia en su contra como ha sucedido con otros casos recientemente.

Addison Russell de campeon mundial en el 2016, con los Cubs, paso a jugar en Corea del Sur y en la Liga Mexicana de Verano, después de ser acusado de violencia doméstica.

Roberto Osuna cerrador mexicano de los Astros de Houston, también salió del béisbol organizado en el 2020 por las mismas causas. Mismo destino que han sufrido otro grupo de peloteros no tan notables al momento de estallar el escándalo, incluso sin condenas de la justicia ordinaria.

Siendo el caso del cerrador venezolano Felipe Vásquez de los Piratas de Pittsburgh el más parecido al de Franco, con unos resultados catastróficos para el, al ser encontrado culpable por la justicia ordinaria y estar pagando actualmente una condena 

de cuatro anos, cuya apelación le fue negada a principios de año.

Este jueves el periodista quisqueyano Hector Gomez, reveló que una persona cercana a la investigación le señaló que probablemente el jugador de 22 años no vería más acción en grandes ligas, debido a la gravedad de lo encontrado en las investigaciones.

Al darse a conocer la noticia el pasado domingo se habló de que el pelotero se negó a pagar una supuesta extorsion, y las redes sociales se volcaron a apoyarlo, pero con el transcurrir de los días, esas mismas redes, sólo lo citan para acusarlo o burlarse por su situación.

De paso ese día realizó un live de Instagram, que lejos de beneficiarlo, terminó hundiéndolo más, al sumársele a sus faltas el mal uso de sus redes sociales.

Pagando sin duda el precio de sus errores, porque partiendo de su presunta inocencia, será bastante complicado borrar este escándalo de su hoja de vida.

Recomendándole nosotros a esas noveles figuras, buscar profesionales que los asesoren, en la manera de comportarse, dentro y fuera del terreno, pero en especial ante las tentaciones que pudieran recibir al saber que podrían ser una presa para obtener dinero fácil.

Mientras tanto los Rays, bastante golpeados por las lesiones, después de un primer mes de temporada de ensueño, tendrán que ingeniárselas para seguir luchando un cupo a la Post temporada sin el.

Baja sensible, como han sido la de su estelar lanzador zurdo Shane McClanahan, el outfielder Manuel Margot, el catcher Francisco Mejía, el tercera base Taylor Walls, el lanzador Drew Rasmussen, en plena recta final de la temporada.

Esto motivó a los Rays a llamar desde triple A, al prospecto venezolano Osleivis Basabe. Teniendo el zuliano, nativo de Bobures, una gran responsabilidad, de suplir semejante ausencia, mientras demuestra estar listo para brillar en las mayores, contribuyendo con su equipo en la recta final.

Será hasta la próxima Dios Mediante.

@tonosolerp / Hit & Run