Se espera que Trump comparezca ante un tribunal de Miami este martes

233
Trump llega a la sala del tribunal penal de Manhattan en Nueva York en abril. pasado. Ed Jones/AFP

Se espera que el expresidente Donald Trump comparezca ante un juzgado de Miami el martes luego de que la semana pasada se revelara una acusación federal que lo acusaba de mal manejo de documentos clasificados.

Trump enfrenta 37 cargos federales , incluida la obstrucción y retención ilegal de información de defensa. Los fiscales federales dicen que Trump almacenó ilegalmente docenas de documentos altamente confidenciales en todas partes, desde baños hasta salones de baile en su centro turístico de Florida, y se negó a devolverlos al FBI y a los Archivos Nacionales.

La aparición de Trump en el Palacio de Justicia de los Estados Unidos Wilkie D. Ferguson Jr. el martes marcará su segunda aparición como acusado penal. También fue procesado en un juzgado de Nueva York en abril por cargos de falsificación de registros comerciales relacionados con pagos de dinero secreto.

Aún así, es probable que la comparecencia ante el tribunal del martes marque una nueva era en su sinuoso mandato político a medida que los cargos en su contra aumentan en número y gravedad, todo mientras se prepara para la reelección presidencial de 2024.

Esto es lo que puede esperar mientras el mundo político observa.

¿Trump será detenido?
La audiencia de Trump está programada para las 3 p. m. ET, según el expresidente y sus abogados. Pero antes de que pueda comparecer ante el tribunal, deberá entregarse para los servicios previos al juicio, incluida la reserva y el procesamiento.


Hay una buena posibilidad de que el público no vea nada de esto, dice Jay Weaver, reportero de la corte desde hace mucho tiempo en el Miami Herald.

Weaver le dijo a la edición de fin de semana de NPR que el juzgado federal está conectado a un garaje subterráneo. Ese túnel podría proporcionar un lugar seguro para que se tomen huellas dactilares electrónicas de Trump.

¿En cuanto a las esposas y una ficha policial? Esos pasos probablemente no serán necesarios en este ambiente controlado con una figura de tan alto perfil, dice Weaver. Saltarse ambos pasos sería consistente con lo que sucedió antes de su comparecencia en Manhattan en abril.

Una incógnita es cuándo, precisamente, podría ocurrir el proceso previo al juicio.


El lunes por la tarde, el avión privado de Trump había llegado a Miami.

Trump tiene programado hacer comentarios en un evento de recaudación de fondos en Bedminster nuevamente el martes por la noche. Adoptó una táctica similar después de ser procesado en Nueva York en abril, yendo a su territorio natal en Mar-a-Lago en Florida para un discurso de campaña en el que se describió a sí mismo como un hombre inocente y un mártir político.

¿La audiencia será televisada?
No. A diferencia de la comparecencia ante el tribunal de Manhattan, las cámaras no están permitidas en el tribunal federal.

Sin embargo, a algunos reporteros se les permitirá ver y compartir actualizaciones electrónicas, de modo que el público obtenga una cuenta de lo que sucede.

No está claro qué juez supervisará la audiencia del martes, pero sabemos que su caso ha sido asignado a la jueza Aileen M. Cannon , y podría ser la primera vez que los dos se enfrenten cara a cara.

Trump nombró a Cannon para el tribunal en 2020. Ella sorprendió a los expertos legales al fallar a favor de Trump el verano pasado, nombrando a un maestro especial para revisar los documentos incautados por el FBI en Mar-a-Lago. La medida impidió temporalmente que los fiscales federales continuaran su investigación sobre los documentos.


Si Trump es condenado y Cannon permanece en el caso, ella sería responsable de determinar la sentencia, incluido el tiempo en prisión.

No está claro si Trump regresará para una lectura de cargos en una fecha posterior o si se declarará culpable el martes.

Su abogada Alina Habba, que no forma parte del equipo que lo representa en el caso de documentos clasificados, le dijo a Fox News el domingo que Trump no buscaría un acuerdo con la fiscalía , «especialmente cuando no ha hecho nada malo», agregó. «Él nunca admitiría su culpa».

El asistente personal de Trump, Walt Nauta, también fue citado para comparecer ante el tribunal al mismo tiempo. Nauta figura como coacusado en el caso, y los fiscales federales dicen que ayudó a Trump a mover y esconder cajas de documentos clasificados.

¿Qué pasará fuera de la cancha? ¿Habrá protestas y mítines?
En otra similitud con la comparecencia ante el tribunal de Manhattan, Trump vuelve a pedir a sus seguidores que se movilicen para protestar.

“Necesitamos fuerza en este momento. Todos tienen miedo de hacer cualquier cosa. Tienen miedo de hablar. Tienen que salir y protestar pacíficamente”, dijo Trump en una entrevista radial conducida por su exasesor, Roger Stone , el domingo por la tarde . .

«Es fundamental que lo mantengan en paz, civil y legalmente», enfatizó Stone.


Laura Loomer, una activista de derecha, tuiteó sobre los planes para una «manifestación pacífica» fuera del juzgado, instando a los asistentes a llevar ropa pro-Trump y «amor» por el expresidente.

Pero no todos los partidarios de Trump usaban palabras como «pacífico» al discutir los planes de acción.

Kari Lake, la agitadora republicana de Arizona, aludió a la posible violencia en una conferencia de prensa el sábado, diciendo: «Estamos en guerra, gente» y «Si quieren llegar al presidente Trump, van a tener que pasa por mí, y tendrás que pasar por 75 millones de estadounidenses como yo».


Los aliados republicanos del expresidente en el Congreso también han usado una retórica aguda al salir en defensa de Trump, comprometiéndose a investigar al Departamento de Justicia por una supuesta militarización del gobierno.

Algunos también evocaron posturas de guerra en las publicaciones de las redes sociales sobre la lectura de cargos del martes.

«Ojo por ojo», escribió el representante Andy Biggs de Arizona. «Hemos llegado a una fase de guerra».

«Abróchate el cinturón. 1/50K conoce tus puentes. Una calma constante como una roca», escribió el representante de Luisiana Clay Higgins en aparente referencia a términos militares. Dos días después dio marcha atrás y les dijo a todos los «patriotas» que no » tropezaran con el cable » que colocaron los principales medios de comunicación.

El alcalde de Miami, Francis Suárez, dijo repetidamente durante una conferencia de prensa el lunes que cree en la Constitución y en el derecho de las personas a expresar su derecho a la protesta según la Primera Enmienda, “pero también creemos en la ley y el orden”.

El jefe de policía Manny Morales también habló durante la conferencia para informar a la ciudad antes de las protestas esperadas.

“Desde el momento en que se hizo el anuncio, hemos estado planificando y preparándonos para garantizar que la ciudad de Miami esté segura y protegida”, dijo Morales. «Puedo asegurarles a todos nuestros residentes, partes interesadas y visitantes que están en la ciudad en este momento que estamos trabajando muy de cerca con nuestros socios federales, estatales y locales para asegurarnos de tener un enfoque integral».

Morales dijo que los funcionarios mantienen un puesto de mando unificado para coordinar la respuesta policial y los servicios de emergencia en la ciudad.

Suárez dijo que confía en la capacidad del departamento de policía para mantener el orden y la paz antes de la comparecencia de Trump en la corte dada la experiencia pasada de Miami en el manejo de protestas después de la muerte de George Floyd que duró días en la ciudad.

Morales dijo que cualquier plan para el cierre de calles o desvíos se hará mañana dependiendo del tamaño de las multitudes.

¿Cuándo irá el caso a juicio?
El abogado especial Jack Smith prometió el viernes que él y su equipo trabajarían para garantizar que el expresidente recibiera un juicio rápido, pero no está claro si el equipo legal del presidente elegiría acelerar ellos mismos.

La ley federal estipula que un «juicio rápido» es aquel que comienza a más tardar 70 días después de la lectura de cargos. Pero eso no tiene en cuenta las mociones de defensa y, en este caso, podría haber muchas, según Weaver.


«Va a haber mociones para desestimarlo sobre la base de un enjuiciamiento selectivo», dijo Trump a NPR el pasado sábado. “Ustedes me enjuiciaron, pero tampoco enjuiciaron a Hillary Clinton o al presidente Joe Biden por poseer documentos clasificados”.

Weaver también espera demoras en la elección del lugar (una posible mudanza a West Palm Beach, lo que podría generar un grupo de jurados más favorable a Trump) y demoras relacionadas con la Ley de protección clasificada (el abogado defensor podría necesitar una autorización de seguridad solo para revisar los registros incluidos como prueba).

Eso significa que un juicio podría aterrizar justo en el centro de la campaña presidencial de Trump de 2024; como dijo el expresidente a Politico este fin de semana , saldría de prisión si fuera necesario.

«Nunca me iré», habría dicho Trump. «Mira, si me hubiera ido, me habría ido antes de la carrera original en 2016. Fue difícil».

AFP/ Emily Olson y Jaclyn Díaz