Hernán Alemán: “Fuimos traicionados por el capitán Sequea”

358

Por Dámaso Jiménez

El diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela, Hernán Alemán, ha sido quizás la figura más expuesta desde la clandestinidad por los sucesos de la operación Gedeón ocurrida en la madrugada del pasado 3 de mayo. Alemán jamás ha negado su participación en la frustrada intentona llevada a cabo por un grupo de militares disidentes venezolanos y 2 exboinas verdes norteamericanos contratados por una fuerza de seguridad privada con sede en la Florida, en Estados Unidos.

Es quien también tiene mayor conocimiento de causa para armar el rompecabezas de una de las asonadas más improvisadas, infiltrada, descabezada, desarmada y peor hechas de la historia de los golpes militares en América Latina.

Señalado públicamente por Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y Jorge Rodríguez de estar implicado junto al general Clíver Alcalá, en la incursión armada, Alemán no niega su participación originaria en la creación del movimiento insurgente llamado de “restauración democrática”, cuya primera reunión se efectuó con los interesados el 13 de mayo del 2019 y cuyo principal motivo era remover a Nicolás Maduro del poder y el resto de los solicitados por la justicia norteamericana y el resto del mundo.

Alemán señaló que buscó el contacto con Guaidó para hablarle del Plan que estaban preparando, justo cuando ambos se encontraban en el Parlamento, pero dijo que Guaidó evitó hacer comentarios y nunca mostró interés ni tuvo participación directa con la operación, “posiblemente por su forma de pensar, pero yo soy como los venezolanos que piensan distinto, que creen  que no se puede seguir dialogando con unos delincuentes que tanto daño han hecho al país, su maldad ya tiene 20 años y todos sabemos que sin la fuerza ellos no saldrán.

  • ¿De dónde viene el nombre de Operación Gedeón?
  • Quién sabe, pregúntaselo al inventor de historias del régimen. Yo soy originalmente el creador junto a Clíver Alcalá del movimiento libertario de Coalición Nacional, Plan de Emergencia Nacional ó de Restauración Nacional fundamentado en el 333 y el 350 de la Constitución para irrumpir contra un régimen usurpador desde el 10 de enero del 2019. Nosotros buscamos muchos de los militares que desertaron por Cúcuta e hicimos un primer campamento en Maicao. Lamentablemente algunos de ellos eran infiltrados,
  • ¿A qué atribuyes la falla?
  • Principalmente a lo económico. No recibimos apoyo de nadie. Hay 4 elementos fundamentales para que un plan de este tipo sea exitoso, primero debes organizar el plan, en segundo lugar necesitas los hombres y los teníamos, el tercero son los recursos y nos fallaron. La cuarta arista tener los testículos, el arrojo de llevarlo a cabo y aún lo tenemos. Lo poco que conseguimos en lo económico fue por mendicidad, nos pusimos a pedir, pero la verdad es que nadie quiso financiar la operación.
  • ¿Y quienes debían aportarle esos recursos? ¿Esperaban dinero de Guaidó?
  • Hablé con él en varias oportunidades pero como dije no nos apoyó. Lo que hizo fue contactarnos con su equipo de estrategia, JJ Rendón y Sergio Vergara, ¿por qué ellos? No te lo podría decir, ¿que son duchos en la materia? No creo, nunca lo fueron.
  • ¿Y cómo se dio la contratación entonces con los contratistas militares privados?
  • El general Clíver Alcalá conoce a Jordan Goudreau, exboina verde de los EEUU, en el mes de junio del 2019, en un taller sobre seguridad que dictó Jordan en Bogotá. Quedan en reunirse de nuevo más adelante. En esas reuniones Jordan asume que el general Alcalá era el hombre con comando y con condiciones de arrojo para dirigir y llevar a cabo una acción de este tipo. El 9 de diciembre yo conozco a Jordan, me pareció un hombre con mucha voluntad. Jordan se reunió en enero con JJ Rendón en Miami, se estaba esperando un recurso y ese recurso nunca llegó. No te sabría decir cuál era el acuerdo, pero el planteamiento principal era crear una junta de transición que restituyera el hilo constitucional como gobierno de transición, luego del cese de usurpación.
  • Repito la pregunta, ¿Qué salió mal?
  • En vista de la falta de recursos el capitán Sequea dice al general Alcalá que puede aportar los recursos necesarios en su poder para alimentar los campamentos y llevar a cabo la acción. Al general le pareció bien y le dieron mayor responsabilidad para la segunda o tercera semana de enero. En febrero el general y yo seguimos trabajando en el papel sobre la idea de cómo movilizar las armas, además de lo posterior a la conformación de la junta patriótica, así  como la restitución de los poderes fundamentales… Hasta que en marzo incautaron las armas. Nosotros no teníamos previsto pasar armas  por la frontera sino por barco hasta la Guajira venezolana, pero como consecuencia de la pandemia se cerraron todos los puertos y aeropuertos y entonces se movilizaron en una operación por tierra. El 24 de marzo incautan las armas. El día 26 la justicia norteamericana solicita 10 millones de dólares por la captura del general Clíver Alcalá por eventos ocurridos en el pasado cuando fue incluido en la Lista Clinton. Para nosotros fue una sorpresa gigantesca. Lo voy a decir, hubo también manos oscuras dentro de la oposición interesadas en desbancar esta incursión.
  • ¿De quién sospechas? ¿Cómo los infiltró Cabello?
  •   Después que el general Clíver Alcalá se entrega, congelamos la situación. Aunque el control de la operación pasó a manos de otras personas, específicamente del capitán Sequea. A partir de entonces todas las personas de confianza del general Alcalá fuimos sacadas. La decisión de irrumpir por Macuto la toma el capitán Sequea, los soldados salieron sin armas. Sequea alegó que las mismas serían entregadas al grupo una vez llegaran  Venezuela. Esta persecución del régimen estuvo montada con tiempo. En los campamentos no teníamos civiles y aprovecharon la situación para poner presos al hijo de Baduel y perseguir a otras personas que fueron detenidas. Los exboinas verdes no participaron en la operación. El régimen esperó la incursión y asesino a los soldados desarmados. Otros fueron detenidos, pero habían más de 60 disidentes. El gobierno no ha dicho la verdad. No pudieron detenerlos a todos. Muchos de este contingente está escondido en Venezuela,  otros escaparon y lograron llegar hasta Colombia. Puedo decir con responsabilidad que ellos me llamaron y me informaron: Nos entregó el capitán Sequea.
  • ¿Pero vimos al capitán Sequea cuando lo sacaron del helicóptero como un prisionero de guerra, escoltado por el propio general Gustavo González López, director del Sebin, quien lideró la detención?
  • La detención de Sequea fue puro teatro, como la Operación Gedeón.

@damasojimenez