Darwin Chávez: La cuarentena esconde la contención social y política

56

AL CIERRE. Cuando esta columna estaba lista en un 90%, surge la propuesta de Henrique Capriles de un gran acuerdo nacional entre oficialismo y oposición, con el fin de unir esfuerzos para contener la pandemia en Venezuela. Me gusta la proposición de Capriles, pero me llama la atención la poca resonancia que inicialmente tuvo en los medios. Es importante adelantar ese acuerdo en el marco de lo que está por venir. Venezuela es uno de los países más vulnerables del continente frente al coronavirus. Una nación con hospitales sin agua, jabón y mascarillas, por ejemplo, no está preparado para la avalancha de pacientes que se les viene. Sin embargo, también es una propuesta peligrosa, pero no porque la haya hecho Capriles, sino que estamos frente a un régimen acostumbrado a manipular, a no entregar nada, pero a pedir de todo. El chavismo debe hacer un mea culpa y admitir que el desastre que existe en Venezuela es la consecuencia de sus errores. Pero además y esto es bien importante, debe anular sus objetivos detrás de la cuarentena y que explicaré en esta columna. Recomiendo a la jauría, sobre todo a la que está en otros países, que no destrocen la idea y que antepongan el bienestar de millones de venezolanos, a sus deseos de sangre y venganza ¿Por qué no menciono la idea esbozada por Henri Falcón? Porque no confío en los “buenos deseos” de HF. Si no actuamos a tiempo, lo que inició el chavismo lo terminará el Covid-19.

CONTENCIÓN (I). En Venezuela con el chavismo secuestrando el poder las cosas funcionan distintas a otros países, inclusive que en China y Rusia. En nuestro país la cuarentena debería más bien denominarsecomo contención social y política ¿Por qué? Porque una cuarentana normal tiene como objetivo evitar que pacientes enfermos contagien a personas sanas, con el propósito de evitar la propagación de la enfermedad. En el caso venezolano se agregan otros objetivos que para el régimen también son prioritarios. El primero de esos objetivos es ocultar la dura realidad de un país que se queda sin gasolina a un ritmo acelerado, lo que afectará las ya vulnerables redes de distribución de alimentos. O sea que la ecuación esque, al no haber gasolina, tampoco hay como despachar alimentos a los centros de compras. Hay un claro esfuerzo por contener un estallido social producto de que la nación tocó fondo, luego de más de 20 años de errores y saqueo del chavismo. Pero además cuánto más podrá soportar esa contención social, tomando en cuenta que un grupo importante de la población, sobre todo lo más vulnerables, viven del “día a día” y sino pueden salir de sus casas, les cortas su ciclo productivo, se quedan sin dinero y necesitan alimentarse. ¿Cómo hace un taxista o un buhonero? Por solo nombrar dos casos. No es nada fácil la situación y el régimen lo sabe, por lo que toma decisiones que buscan suavizar el deterioro y evitar que la gente salga espontáneamente a reclamar comida o a procurarse sus alimentos a la fuerza. En ese afán las medidas económicas que anunció Maduro apuntan a bajar la presión social, pero recargando los sacrificios al menguado sector privado.¿Por qué no diferir el pago de impuestos al SENIAT y las alcaldías?, entre muchas acciones que pudieron haber tomado. Porque eso atenta contra el ingreso de dinero y no les conviene reducir los recursos que entran a sus arcas. Buscan que la mayor cuota del sacrificio la pongan los empresarios. Pero además aplican correcciones a su control social y político ¿Cómo?En lo social solo aquellos venezolanos que tengan el Carnet de la Patria recibirán los bonos que anuncia Maduro, mientras que quienes se resistieron a ser parte del fulano sistema, según los chavistas, no tienen derecho a recibir dinero que es del Estado venezolano y no del PSUV. Pero además aplican control político, porque solo aquellos pequeños y medianos empresarios que estén en el Sistema Patria recibirán el pago de sus nóminas por seis meses, según lo informó el propio Maduro ¿Y los que no estén? Se quedan al garete y tendrán que cubrir los salarios de su dinero, porque tampoco pueden despedir a nadie. Y hay un detalle que por ahora pasa por alto y es el impacto que la escasez de combustible tendrá en la generación de electricidad, porque una parte pequeña de la generación actual es térmica. Esos sistemas se van a parar en cualquier momento, lo que elevará la dependencia de Guri y todos sabemos lo que pasaría de ocurrir eso. No sería extraño que en cualquier momento haya un nuevo y largo apagón nacional. Es tan amplio y variado el deterioro nacional, que el régimen ensaya con la contención social y política, para saber cuáles son los escenarios por venir y como enfrentarlos.

¿QUÉ VENDRÁ DESPUÉS? Esa interrogante está en el tapete, porque una vez sea superada la emergencia mundial se retomará con fuerza la acción internacional, sobre todo de EEUU, para encontrar una solución al conflicto venezolano. Cuando ese momento llegue, el más interesado en acelerar la salida será Donald Trump porque estará muy cerca de las elecciones de noviembre. Como hemos comentado en varias ocasiones, el más interesado en resolver el tema venezolano es Trump, porque eso le ayudaría a apuntalar sus opciones de reelección presidencial. Inclusive, con las críticas que han surgido a raíz de su manejo de la pandemia en EEUU, va a necesitar más acciones positivas que lo ayuden en su reto de permanecer en la Casa Blanca. ¿Qué decisiones podría tomar? Eso va desde nuevas sanciones al régimen como un todo e individuales a la estructura de ladrones y cómplices que han tenido en el saqueo a la nación. Vendrán nuevas decisiones para asfixiar la producción y comercialización de petróleo. Es probable que, sin esperar el cese de la pandemia, en abril la OFAC prohíba a Chevron seguir como socio de PDVSA. Y en el frente de ataque a la corrupción, vendrán nuevas listas de personajes que, disfrazados de empresarios, han hecho grandes negocios con el chavismo. Esas listas son muy largas porque son muchos los participantes. Esos anuncios provocarán un temblor de 8 grados en Maracaibo, porque, tal como he venido revelando en esta columna, la capital zuliana fue uno de los focos principales de los negocios de “Nicolasito” y sus aliados. Muchas serán los “plañideros” que quedarán lamentándose de las propiedades, empresas y dinero que perdieron producto de las sanciones de los gringos. Sus días de gloria y derroche con el dinero de los negocios con el hijito de Maduro, quedarán en el pasado. Perderán sus lujosas boutiques, restaurantes y propiedades en zonas exclusivas como, por ejemplo, Clearwater en Florida. Primero esperemos que sea controlada la pandemia y luego disfrutemos del otro espectáculo. A lo interno deberá venir una gran, pero gran reconstrucción nacional de los efectos que dejará la pandemia, pero eso lo abordaremos en el transcurso de los próximos días.

CHANCHULLO. A pesar del parón nacional por la cuarentena, siguen los movimientos políticos para adelantar el acuerdo con el fin de renovar el CNE. Tal como informé la semana pasada, AD y Un Nuevo Tiempo ahora manejan la tesis de meter a la “Mesita” en el acuerdo, para que este grupo minoritario sea quien ponga el quinto nombre para la nueva directiva del Poder Electoral. Están tratando de impulsar este “chanchullo” porque deben cumplir a las exigencias del oficialismo, que tiene en sus manos a los líderes de ambos partidos, por las razones ya expuestas con amplitud en esta columna. Como el apoyo de AD y UNT no era viable en una votación en la AN y además exponía a ambas organizaciones a ser sancionadas por EEUU, cambiaron el guion para que se mantenga la fórmula 2-2-1, pero que el quinto sea escogido por la “Mesita”, cuyos cabecillas escogerían a alguien supuestamente neutral, pero que en el fondo cumpliría con las exigencias del régimen. Para ese quinto puesto suena el magistrado Inocencio Figueroa, pero además manejan otros nombres más “potables”, aunque en el fondo comprometidos con el PSUV. Incluso se habla de un empresario, con un apellido de abolengo en el país, que ha sido muy bendecido por el oficialismo y quien podría ser ese supuesto “neutral” ¿Cómo buscan matizar el acuerdo para conseguir la aprobación de VP y PJ? El secreto está en el nombre que proponga la “Mesita” y la labor de convencimiento que el hombre aquel haga con Leopoldo López, quien podría cometer un nuevo error político y aceptar. El “chanchullo” está en marcha, ojalá no logren sus objetivos.

CONTENCIÓN (yII). La contención política tiene otros componentes. Uno de ellos es la desactivación de la protesta opositora, como ya comentamos en la columna anterior. El régimen necesitaba enfriar un marzo que se avecinaba caliente y tuvo al coronavirus como su gran aliado. Toda la agenda de la oposición liderada por Juan Guaidó se pospone en el marco de la emergencia, pero además el oficialismo aprovecha para reprimir aún más a la dirigencia opositora deteniendo diputados y así mermar la mayoría en manos de Guaidó. Pero adicionalmente aprovechan para acosar al periodismo independiente, con la arbitraria detención de periodistas como fue el caso del colega, Darvinson Rojas, cuyo único pecado fue informar sobre los casos de Covid-19. Se trata de blindar aún más la “bóveda del miedo” que por años han construido. En el plano internacional también busca una contención, porque les preocupaba una expansión de las sanciones y quizás un bloqueo naval. Todo eso también queda pospuesto, pero eso no quiere decir que esos países no estén trabajando en más medidas de presión, tal como hemos analizado. Aunque suene macabro, el Covi-19 ayuda al oficialismo a ganar tiempo, con el fin de buscar una flexibilización de las sanciones. Lo intentaron con el Fondo Monetario Internacional y la solicitud de un préstamo rápido por US$5 mil millones, pero fracasaron porque el organismo se los negó. Lo extraño es que no han intentado sacar ganancias de eso, acusando a la oposición liderada por Guaidó y a Estados Unidos de estar detrás de ese rechazo. No han intentado hacerse las víctimas, pero eso no quiere decir que no lo hagan pronto. Quizás no lo han hecho, porque usan a sus aliados para convencer al FMI de darles ese dinerito. Les ayuda el llamamiento de Michelle Bachelet para flexibilizar las sanciones, cuando es bien claro que las restricciones no afectan la compra de alimentos y medicinas¿Cuánto más aguantará esa contención política nacional e internacional? Seguramente, al comenzar la normalización mundial vendrán nuevas acciones contra el chavismo y su permanencia en el poder. ¿Cuánto más funcionará la contención social? Creo que pronto veremos fisuras en la estrategia.

LISTADO. Circula un supuesto listado nuevo de funcionarios militares y civiles, además de empresarios ligados a los negocios con el chavismo, principalmente del estado Falcón, quienes están siendo investigados por las autoridades federales de EEUU. Es bueno acotar que a pesar de que la resolución del conflicto venezolano no es una prioridad actual para Estados Unidos y el resto de las naciones; eso no quiere decir que se hayan paralizado las indagaciones y no haya más sanciones cuando las cosas se normalicen. Por cierto, que en el listado ese de sujetos con actividad en el estado Falcón, hay varios zulianos. Es probable que en un nuevo listado se enfoquen en el Zulia, ante las evidencias de varios empresarios de este estado ligados a negocios con “Nicolasito” ¿Verdad Carlos Salazar? De pronto también aparece el nombre de quien fue el líder de la “Troika” que se cansó de robar en la gestión de Francisco Arias Cárdenas y que es muy cercano a “Carlitos”, como le dicen sus amigos. Esperemos a ver lo que ocurre cuando el conflicto venezolano recupere protagonismo. 

EN LA MIRA (XIII). Con la emergencia mundial por coronavirus, los miembros de la red de corrupción, que participó en el saqueo de PDVSA, agarraron un airecito porque están paralizadas las acciones a nivel nacional e internacional contra la corrupción. Me informan que antes de que Maduro decretara la paralización del país, ya en el Ministerio Público habían abierto una investigación sobre uno de los tantos casos en los cuales actuaron estos sujetos. Es probable que cuando la emergencia baje en intensidad, haya avances importantes y quizás detenciones de algunos de esos personajes que aún están en Venezuela. Sin duda que el más vulnerable es Paúl Peraza quien sigue como gerente Procura en Operaciones Acuáticas de PDVSA Occidente. Al parecer algunos de ellos están moviendo a sus “padrinos” militares y civiles para frenar cualquier acción en su contra. Los cabecillas de la red no dudarán en sacrificar a los pendejos, a quienes podrían entregar como “trofeos” para salvarse ellos. Los tipos también se exponen a que, en los nuevos listados de sancionados por EEUU, aparezcan ellos retratados. Les recuerdo sus nombres para que cuando salgan las listas, usted verifique cuántos de ellos cayeron: Albert Leal, Deivi González, Sandy Castellanos y sus dos hermanos; Alexander Leal, Erick Ávila, Paúl Peraza, Oscar Badell y Gustavo Portillo. Anoten sus nombres y revisen una vez la emergencia mundial sea controlada y se retome el tema Venezuela.

SIN GASOLINA. Los niveles de combustible en todo el país siguen muy bajos. Han logrado frenar la caída en los inventarios, gracias a las restricciones en el tránsito y la venta de combustible solo a vehículos oficiales y a quienes tienen salvoconducto. En el caso de Bajo Grande me informan que disminuyó la velocidad de la caída, porque redujeron al mínimo la venta. En este momento hay entre 8-9% de inventarios disponible. La única esperanza de recuperar las reservas es que llegue el barco ruso que anunció Omar Prieto, aunque los propios trabajadores de PDVSA creen que eso lo dijo el Gobernador para calmar la angustia general. El régimen ha visto aumentadas sus dificultades para comprar gasolina, porque EEUU arreció las sanciones. Nadie se quiere embarrar ayudando al oficialismo en esa necesidad. De pronto llega ese barco que anunció Prieto, pero eso no es suficiente para normalizar la venta. Las cosas van a empeorar en cuanto a este tema.

¡Y VA A CAER! ¡Y VA A CAER!De esa forma tan efusiva me saluda un amigo que integra la Dirección Municipal de Voluntad Popular en Maracaibo, quien luego me explica las razones de la arenga: “Hermano la rebelión interna en VP sigue en pleno apogeo. Ni la cuarentena calma el malestar contra Lester Toledo y sus acólitos Angel Machado, Desirée Barboza y Eduardo Vale. Maracaibo es el epicentro del sismo, porque nadie da respuesta efectiva y oportuna a los reclamos de los jefes de las 18 parroquias del municipio capital. En manos de Toledo y sus leales no hay gobernabilidad en el partido. Tienen 10 años al frente de VP en el estado y no tienen el respeto de la mayoría. Solo acumulan fracasos, tras fracasos”. El “pana naranja” termina con una frase muy particular: “La cuarentena dilata un poco la crónica de una muerte anunciada. Los veremos caer a todos”. Con ese remate se despidió.

DUDA. Cuando me enteré de los detalles de la “Fiesta del Coronavirus” en Los Roques organizada por el hijo del “Pollero” que es un poderoso enchufado, me surge la pregunta ¿Cuántos enchufados zulianos fueron parte del sarao? No tengo dudas que algún hijo de esos que han hecho grandes negocios con el chavismo, fueron parte del templete y ahora están esparciendo la enfermedad.

PDVSA. La crisis económica mundial producto de la pandemia, se suma a las sanciones que han paralizado en un alto porcentaje la venta de petróleo venezolano, para agravar aún más la contingencia que tiene casi en el tope la capacidad de almacenamiento de PDVSA. Eso sin hablar de la caída en los precios. De no cambiar la situación, pronto no habrá donde almacenar crudo, lo que obligaría a la paralización de la producción. Lo peor es que cuando la emergencia mundial sea superada vendrán más sanciones que van al corazón de las finanzas del chavismo, o sea que tampoco tienen mucho margen de maniobra.

DATAZO. En la medida que más baje el precio del petróleo, más barriles deben enviar a China como pago de las mil millonarias deudas que tiene Venezuela con esa nación. No mejora en nada el enfermo.

Darwin Chávez|@darwinch857|darwinch67@gmail.com