Se incrementa la violencia en Bolivia en medio de la incertidumbre

124

Las calles de varias zonas en la ciudad de La Paz amanecieron con los rastros de una noche de terror, en la que grupos organizados cometieron saqueos e incendiaron inmuebles.

Los recorridos de estos grupos fueron difundidos en redes sociales y los vecinos comenzaron organizar piquetes y barricadas de contención, cuyos rastros aún quedan en las calles, dificultando el tráfico vehicular.

Hasta las 07.30 la circulación de vehículos privados y del transporte público era notablemente reducida en comparación a lo que ocurre los días lunes, el servicio por cable de la empresa Mi Teleférico fue suspendido y algunos establecimientos educativos tomaron la misma decisión por la seguridad de sus estudiantes.

En La Paz, saquearon y quemaron la casa de la periodista de Television Universitaria Casimira Lema y del rector de la Universidad Mayor de San Andres y dirigente del Consejo Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), Waldo Albarracín.

Al menos 33 buses PumaKatari fueron quemados, además de las viviendas de una periodista de TVU y del rector de la UMSA y dirigente del Conade, Waldo Albarracín. Hubo saqueos y ataques a negocios y estaciones policiales. Varias calles amanecieron con barricadas de protección levantadas por los vecinos. No hay servicio de Mi Teleférico.

En un mensaje en su cuenta en Twitter, culpó por ello al Movimiento Al Socialismo.