Inflación en EEUU sube al 8.6% en ventas al por mayor

455

La inflación en las ventas al por mayor subió 8,6% en octubre en Estados Unidos comparado con el 2020, al igual que la ganancia anual récord de septiembre y una evidencia más de que la presión inflacionaria no disminuye.


El Departamento del Trabajo reportó el martes que su índice de precios al productor — que mide la inflación antes de afectar a sus consumidores — subió 0,6% el mes pasado desde septiembre, impulsado por los precios en aumento del combustible.

Si se excluyen los volátiles precios de alimentos y la energía que no han cedido, la inflación al por mayor aumentó 0,4% en octubre desde septiembre y 8,6% respecto a hace un año.

Más del 60% del aumento de septiembre y octubre en precios generales al productor fue causado por un incremento del 1,2% en el precio de bienes al por mayor y no de servicios. Un brinco de 6,7% en precios de combustible al por mayor provocó que subieran casi todos los precios de los bienes.

Casi inalterada durante décadas, la inflación regresó a EEUU este año. La sólida recuperación económica del 2020 del coronavirus tomó a muchas empresas por sorpresa. Su lucha por satisfacer la inesperada demanda junto a generosas ayudas federales que aún prosiguen han creado escasez de trabajadores, materias primas y bienes, y complicó el tránsito en puertos y estaciones de carga.

Estados Unidos registró aumentos de precios a lo largo de este año por una significativa alza de los precios de combustibles debido a que la administración Biden revirtió todas las medidas del expresidente Donald Trump que convirtieron a EEUU en independiente energéticamente y el principal exportador mundial de petróleo en el 2019, lo que mantuvo sobre los 2 dólares el galón de gasolina en el país y que ahora supera los 5 dólares en grandes e importantes estados.

La creciente inflación ha estado alimentada por la falta de trabajadores en las empresas que se han visto desesperadas para cubrir millones de puestos de trabajo sumado a una escasez interna sin precedentes por la dependencia de suministros de China y otros países de Asia.

El resultado ha sido un aumento en precios y se anticipa que la escasez de suministros se extienda hasta muy entrado el 2022.

“Desde la pandemia, las cadenas de suministro nunca han sido iguales y probablemente no se normalicen en varios meses más”, vaticinó Contingent Macro Advisors en una investigación.

Los precios mayoristas estadounidenses siguieron altos en octubre y mostraron signos de acelerarse nuevamente, contrario a lo que pronosticó el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell.

El jefe del Banco Central auguró apenas un 2,2% de inflación interanual para esta fecha en EEUU y la cifra se encuentra ahora en 5,8%.

AFP y AP