Antonio «Toño» Soler #hit&run: El Poder de la Observación

60

Después de una semana de receso, reaparecemos hablando de lo que significa en el béisbol tener la virtud de poder descifrar al contrario, saber que gestos, movimientos o acciones realiza para descubrir la estrategias defensivas de sus equipos, claro sin el uso de la tecnología, aspecto por el cual se desató el escándalo sobre los Houston Astros del 2017 y los Boston Red Sox del 2018.

Famosa es la anécdota para los seguidores de Don Luis Aparicio de cómo un video que le llevo a su padre del movimiento para las bases del zurdo de los New York Yankees Whitey Ford le permitió desde ese momento, por la observación de Luis “El Grande”, saber cómo estando en primera poder salir a robarle la segunda almohadilla con marcado éxito.

En todas las épocas han existido peloteros y técnicos que han descubierto detalles de peloteros rivales y eso bien aprovechado ha sido de mucha utilidad para sus divisas, pero al final forma parte del secreto vital, para seguir teniendo ventaja, por eso si usted como amante del béisbol fanatico, periodista, o cualquier otra faceta relacionada, si un amigo pelotero o técnico le confiesa, que cuando fulano de tal coloca el guante arriba de la cintura viene con cambio y cuando lo coloca debajo viene con recta lo mejor que puede hacer, es observar y verificar si ese comentario es cierto o no, pero no divulgarlo, porque hacerlo le traería como consecuencia que su equipo o amigo ya no tenga esa ventaja y por ende no vuelva a confiar en usted, mientras que quien estaba cometiendo el error puede tomar las acciones correctivas para no seguir dando la ventaja.

Hay tantos secretos que se atesoran en los dogout que por ejemplo no solo el corredor en segunda puede descifrar el juego de señas y pasárselo al bateador, un jugador de la defensa  al moverse o colocarse con cada pitcheo si repite siempre la misma secuencia le permitirá a algún avisado observador contrario alertar a sus compañeros y por ende tomar partida favorable.

Por eso cuando tratamos de buscar la explicación de porque un determinado lanzador con buenos números ante casi todos los equipos rivales es descifrado por uno en particular y se tiende a pensar en muchos aspectos uno o de ellos o quizás el principal es que por algún factor los bateadores de ese club tienen la ventaja de saber el tipo de pitcheo que les van a efectuar, lo cual les da más tiempo para prepararse y atacarlo.Por eso muchos de los peloteros y técnicos con ese poder de observación condenan el uso de la tecnología, aspecto que estalló a la luz pública después de finalizada la campaña del 2019, pero de dominio por parte de las autoridades de MLB al punto de haber vigilancia en cada estadio de las áreas con video en vivo adyacentes a cada clubhouse.

Mal manejo 

Mientras todas las ligas de diferentes países y disciplinas se preparan para tratar de reanudar sus campeonatos tomando estrictas medidas para poder evitar la propagación de la pandemia del COVID-19, bajo la más esctricta confidencialidad, MLB y la MLBPA siguen mostrando su mal manejo comunicacional cuando salen a relucir el distanciamiento entre todas las partes, incluso miembros del mismo grupo.

La polémica entre el agente Scott Boras y el lanzador Trevor Bauer es un fiel ejemplo de dos posturas de dos personas que estando en el mismo lado no muestran unión para atacar a su contraparte propietarios que siguen teniendo el sartén por el mango y han recuperado en los últimos años mucho terreno con respecto a la Asociación.

Aspectos que en un momento como el actual no le conviene a la imagen del deporte como tal, porque mientras los millonarios peloteros se quejan por las reducciones salariales propuestas, muchos de los fanaticos de menores ingresos quienes reúnen para poder disfrutar de la industria han quedado sin trabajo, así que estas discusiones y posturas no le hacen ningún bien al béisbol en su pelea por las preferencias de los amantes de los deportes sobretodo aquí en Estados Unidos, donde el fútbol americano, NBA y Hockey le están tomando mercado.

Será Hasta la próxima Dios Mediante.

Columna Hit & Run
Por Antonio “Toño” Soler
Orlando, Florida
Twitter e Instagram:
@tonosolerp