Oscar Arnal: Elecciones libres

25

Guaidó entró a Venezuela después de culminar una gira exitosa. En torno a su liderazgo debe aglutinarse la oposición si quiere vencer. Es el capital político más importante de la alternativa democrática, confirmado en todos los sondeos de opinión. Además, cuenta con un amplio respaldo internacional y de la primera potencia mundial.


En caso de que algo le sucediera a Guaidó, quien puede ser víctima del régimen en cualquier momento, el vicepresidente de la Asamblea Nacional, Juan Pablo Guanipa, estaría llamado a cubrir el espacio de liderazgo en virtud del cargo que ostenta. La semana pasada conversé en mi programa radial con Guanipa y encontré a un líder con espíritu democrático que a pesar de todos los obstáculos, venció nada menos que en el estado Zulia. Mi impresión es que Guanipa está consciente de que la salida ideal debe darse sin derramamiento de sangre y con un gran acuerdo nacional que logre rescatar el pronunciamiento de la soberanía popular, lugar donde reside el poder, de acuerdo a la Constitución. Él, sin ningún tipo de condiciones y luchando contra todas las adversidades y ventajismos, derrotó a quien fue el número dos del chavismo por mucho tiempo y el gobernador más importante que tenía el gobierno en esos comicios.


La estrategia del desgobierno es ganar “como sea” las parlamentarias. Craso error porque unas elecciones como las del 20 de mayo del 2018, van a traer más división, enfrentamiento e inseguridad jurídica.


Sirva la reflexión para hacer un llamado a la unidad de la oposición. Todas las investigaciones de opinión también señalan que existe una mayoría apabullante para derrotar al régimen en cualquier evento comicial, pero que si unos participan contra el eje que lidera la Asamblea Nacional legítima van rumbo al fracaso, y a repetir escenarios fallidos como el de las pasadas presidenciales.


Hasta ahora Maduro
ha demostrado que no sabe qué hacer con Guaidó, quien ha burlado en dos oportunidades la prohibición de salida del país. Se esmera en dividir a la oposición tal y como lo demostró poniendo en práctica la operación alacrán. A las elecciones, o vamos la inmensa mayoría unidos con Guaidó, o será cuesta arriba vencer las iniquidades. Guanipa sabe que el gobierno es derrotable en cualquier elección y que la pelea hay que darla en todos los frentes de batalla. Por lo demás a su llegada Guaidó afirmó que el camino son elecciones libres.


@OscarArnal