ICE advierte que aumentará deportación de familias completas de inmigrantes

74

El director interino de la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), Matthew Albence, confirmó que se buscará detener a más familias de indocumentados que no hayan atendido las órdenes o citas de las cortes migratorias.


“Las familias que buscamos son aquellas que han tenido la oportunidad de aprovechar el debido proceso en el sistema de tribunales de inmigración y no se han presentado”, afirmó durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca. “Alrededor del 87 por ciento, (según) la última vez que verificaron los números, de aquellos casos que se colocaron en el expediente acelerado, que no se presentaron ni siquiera para su audiencia judicial inicial”.

Defendió que una vez que los jueces determinan que una persona debe ser deportada, los agentes de ICE deben realizar esa labor.

“Aquellos que pasan por el proceso judicial y son ordenados a ser expulsados por un juez de inmigración, nos corresponde a nosotros ejecutar esas órdenes de remoción para que haya integridad en el sistema”, indicó.

Albence consideró que esas órdenes deben cumplirse, ya que es la única forma en que se logre la integridad del sistema.

“Nuestro sistema no tendrá integridad si estas órdenes de eliminación no se efectúan realmente”, acotó. “Así que continuaremos, como dijimos cuando comenzamos la operación de esta unidad familiar, continuaremos haciéndolo. Todos los días tenemos equipos que van tras estas unidades familiares”.

Descartó que la persecución de estos grupos sea una estrategia de disuación para evitar que más unidades lleguen a los Estados Unidos sin documentos legales, además de afirmar que cada más familias evitan presentarse a las cortes, aunque no proporcionó cifras.

“Continúa creciendo el número número de familias que siguen sin presentarse a sus audiencias en la corte y luego reciben órdenes de expulsión”, aseveró.

Albence destacó la aplicación de pruebas de ADN para confirmar que una persona forma parte de una familia cuando arriban a la frontera, a fin de poder procesar sus deportación en conjunto, sin dejarlos en libertad.

“Estamos alcanzando una tasa de 15 por ciento de individuos o familias que se presentan como familias que realmente no los son. Y estamos procesando esos casos”, dijo.

En el año fiscal 2019 hubo un crecimiento de deportaciones, al pasar de 256,085 remociones en el año fiscal 2018 a a 267,258 personas expulsadas.

Jesús García