Luis La Calle Pou es el nuevo presidente de Uruguay

31

El candidato presidencial conservador para el Partido Nacional Luis Lacalle Pou será el próximo presidente de Uruguay, confirmó hoy el Tribunal Electoral.

El líder consecutivo del Partido Nacional ganó la segunda vuelta presidencial el 24 de noviembre, su victoria marcó el primer giro a la derecha en el vecino de Argentina en 15 años.

La carrera fue apretada. Solo 28,666 votos separaron a Lacalle Pou del candidato izquierdista Daniel Martínez, postulándose para la coalición gobernante Frente Amplio («Frente Amplio»).

Un margen tan estrecho requirió que el Tribunal Electoral emprendiera otro recuento oficial que comenzó el martes, con los resultados finales totalmente contados para el jueves.

Según el presidente de la corte, José Arocena, «nunca hubo una votación tan ajustada».

Lacalle Pou, político de carrera e hijo de un ex presidente, comenzará su mandato el 1 de marzo de 2020. Martínez lo felicitó por su victoria el jueves.

«La evolución del recuento de votos no ha cambiado la tendencia», escribió Martínez en Twitter. «Por lo tanto, saludamos al presidente electo Luis Lacalle Pou con quien tendré una reunión mañana».

Con una diferencia de solo 1.2 puntos porcentuales en un conteo preliminar, Martínez se había negado a ceder hasta que el tribunal electoral terminara su conteo final. El tribunal electoral aún no ha publicado sus resultados finales.

Balanceándose a la derecha

Uruguay, una de las naciones más ricas de Sudamérica, ya había comenzado a girar hacia la derecha en las elecciones generales del 27 de octubre que vieron al Frente Amplio perder el control del Congreso por primera vez desde 2005.

La victoria de Lacalle Pou es parte de una reciente reacción anti-titular en la región que ha visto a los latinoamericanos votar por el cambio, ya sea de derecha o de izquierda. También llega en un momento de mayor volatilidad en América del Sur con violentas protestas en Colombia, Ecuador, Bolivia y Chile.

El resultado en Uruguay significa que la derecha gobernará en tres de los cuatro países que constituyen el bloque comercial sudamericano conocido como Mercosur. Eso podría dejar al presidente electo de Argentina, el populista de izquierda Alberto Fernández, aislado cuando asuma el cargo el próximo mes.

El bloque ya está bajo presión luego de los comentarios del presidente Jair Bolsonaro que ponen en duda si Brasil se quedará en el Mercosur.

Uruguay no puede permitirse perder su mercado de exportación Mercosur si el bloque se derrumba, pero al mismo tiempo necesita que Mercosur negocie más acuerdos comerciales con el resto del mundo, Ignacio Bartesaghi, decano de la escuela de ciencias empresariales de la Universidad Católica de Uruguay, dijo en una entrevista.

«Cuando hay dos jugadores como Argentina y Brasil con tanto peso y dos presidentes que están tan separados como Fernández y Bolsonaro, es Uruguay el que puede mediar», dijo. «Argentina necesita un aliado para evitar que la posición extrema de Bolsonaro se convierta en realidad».

Sputtering economía

El ex legislador de 46 años y heredero de una de las dinastías políticas más antiguas de Uruguay comenzará su mandato de cinco años el 1 de marzo como jefe de una amplia «coalición multicolor» de cinco partidos que abarca desde el centro-izquierda hasta la extrema derecha. . La agrupación tendrá amplias mayorías en ambas cámaras del Congreso.

Lacalle Pou, quien ya nombró a tres ministros, incluido el ex director de gestión de deuda Azucena Arbeleche como su ministro de finanzas, dijo que ocupará el resto de su gabinete a mediados de diciembre.

El nuevo gobierno heredará una economía sobre una base ligeramente más sólida gracias a los esfuerzos del presidente saliente Tabaré Vázquez para asegurar una inversión de US $ 5 mil millones en obras públicas y la construcción de una planta de celulosa masiva. Los economistas encuestados por Bloomberg pronosticaron un crecimiento del 1,5 por ciento el próximo año y del 2 por ciento en 2021, en comparación con un exiguo 0,3 por ciento este año.